Nacional

Escándalo en la Armada; 14 serían las marineras fotografiadas sin ropa en La Esmeralda.

La Fiscalía Naval habría elevado el número de afectadas por “fisgoneo sexual” ocurrido a bordo del buque escuela Esmeralda de una a 14, luego de realizar una completa investigación del hecho registrado en el último crucero de instrucción de la emblemática nave.

La información fue publicada esta jornada por el diario La Estrella de Valparaíso, haciendo referencia al hecho en que se inculpó a un integrante de la dotación del buque, quien fue desembarcado en Japón y repatriado a Chile, y acá fue desafectado de las filas de la Armada tras comprobarse su responsabilidad en los hechos.

Este caso de violación a la privacidad fue hecho público a mediados de enero, pero tuvo su origen en julio del año pasado, cuando la Esmeralda recaló en Honolulu (Hawai).

Según lo que se supo el mes pasado, el suboficial involucrado regresó en estado de ebriedad al buque, se fue al dormitorio de las damas y fotografió con su celular a una de sus compañeras de armas que dormía a torso desnudo.Pero como luego de la expulsión del suboficial -y antes del término del proceso judicial que estaba en etapa de sumario- el caso quedó en manos de la Brigada de Delitos Sexuales y Menores de Valparaíso, después de las pericias realizadas al teléfono del implicado se pudo establecer que había fotografiado a otras marineras.

De acuerdo a lo consignado por el diario La Estrella de Valparaíso, “la investigación de la Fiscalía Naval reveló finalmente que no fue una mujer afectada como se informó en su oportunidad, sino que son 14 las tripulantes de la Esmeralda víctimas del fisgoneo sexual”, y que las fotografías estaban listas para ser difundidas por redes sociales.

Y relata que la noche del incidente, “algunas (marineras) dormían ligeras de ropa o sencillamente desnudas por las altas temperaturas del verano del hemisferio norte. El suboficial implicado recorrió las habitaciones captando a sus compañeras con el celular, fotografías que tomó utilizando el flash, chispazos de luz que terminaron por delatarlo con algunas de las afectadas y la guardia nocturna de la embarcación”.

El autor, tal como se informó en enero último, fue sorprendido por el personal de guardia, se le requisó el teléfono, y ante la gravedad de los hechos, el comandante del buque escuela dispuso el desembarco y la repatriación del suboficial.

Pero hasta ahora nadie en la Armada ha confirmado o negado lo publicado hoy por el diario La Estrella de Valparaíso, fundamentalmente porque el caso sigue en etapa de investigación.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top