Economía

Presidenta Bachelet: No me interesa un crecimiento brutal si no mejora vida de las personas

La Presidenta Michelle Bachelet se refirió al actual escenario económico nacional, asegurando que no le interesa alcanzar un “crecimiento brutal” si no viene acompañado de mejoras en la vida de las personas.

“A mí no me interesa para nada un crecimiento económico brutal por sí solo, el crecimiento económico tiene que expresarse en una mejora en la vida de las personas”, señaló Bachelet en entrevista con Diario Financiero.

“Y, por lo tanto, el que podamos haber hecho todas estas cosas que hemos estado haciendo y que vamos a seguir haciendo, con bajos niveles de crecimiento económico, con relativamente bajos niveles de desempleo, es algo que no me llena de alegría porque quisiera hacer más y con alto crecimiento económico. Pero si le estamos cumpliendo a la gente, eso es lo que a mí me genera sensación de satisfacción”, agregó.

Consultada por cuál cree que será su legado para este segundo mandato, la Presidenta espera que sea “para las personas, un país mejor que cuando llegamos en 2014. Y digo para las personas porque para aquellos que miden el Gobierno solo por el crecimiento económico, evidentemente este no va a ser el Gobierno de mayor crecimiento económico. Eso es evidente”.

“Sin embargo, yo espero que todas aquellas reformas que han buscado darle más dignidad a las personas, más igualdad en sus oportunidades y derechos, queden plasmadas en la vida de la gente”, acotó.

La Mandataria también afirmó que espera que “este sea un mejor país en términos de que sea un poco más justo, un poco más igualitario y que dé muchas más oportunidades a sus niños y niñas y a sus jóvenes; ese es el legado que yo busco. Nunca he buscado ni estatuas, ni nombres ni nada de ese tipo”.

En ese sentido, señaló que “cuando uno siente que tiene que hacerse cargo de una desigualdad que existe en el país, uno sabe que eso tiene costos porque no todo el mundo está de acuerdo con cambiar cosas, porque hay gente que está muy bien y cree que hay que seguir así”.

En el ámbito económico, la jefa de Estado dijo tener la impresión de que “este va a ser el piso y que de aquí en adelante vamos a ir creciendo”.

“Todos sabemos que el 2018 va a haber un crecimiento mayor y nos parece muy bien que el país pueda seguir creciendo. Todo el mundo espera que sea así, y digo esto porque cualquier gobierno que llegue que no empiece a decir que crecimos gracias a que llegó el gobierno”, manifestó.

Asimismo, recalcó que “a pesar de que el crecimiento ha sido bajo, hemos logrado que la tasa de desempleo haya estado por debajo de las tasas históricas de desempleo en Chile, que son del 7,8%. Y hoy estamos en 6,4%”.

Consultada por sus compromisos de Gobierno, Bachelet expresó que “la verdad es que yo he intentado hacer todo aquello con lo que me comprometí y, por supuesto, tratar de encontrar acuerdos. No ha sido fácil con la oposición, pero siempre lo seguiremos intentando. Ojalá que en pensiones nos vaya mejor que en otros temas, porque la gente necesita mejores pensiones y más dignidad y calidad de vida”.

En cuanto a la reforma tributaria, recordó que “en una cena con gente del mundo privado me reclamaron por la reforma tributaria, y yo les dije ‘pero si yo, a la semana o semanas de ser candidata, expliqué exactamente lo que iba a hacer, y ¿ustedes no lo leyeron? Me respondieron que sí, pero que creyeron que no lo iba a hacer, que era fraselogía de campaña”.

“Hay costos políticos y personales también. El cargo uno entiende que viene con eso. Uno entiende que aquellos sectores que no están de acuerdo, van a defender sus intereses de distintas formas y eso es parte, lamentablemente, de la política. Y digo lamentablemente porque no tengo ningún problema con el debate de ideas, pero a veces -cuando se corren los límites- ese es un problema. Pero es así, es el mundo actual”, sentenció.

Finalmente, la Mandataria señaló que “las cosas siempre se pueden hacer mejor. Sin embargo, cada vez que he tratado de saber cuál sería lo malo, cuál sería el problema de gestión, han dicho improvisación y hay proyectos que llevan tres años en el Congreso… Entonces, ¡por favor! Esa es poca eficiencia, diría. A mí me ha costado entender, más me parece un guión que se repite para cuestionar las reformas (…) Resulta que la reforma tributaria se hizo mal, pero la aprobaron por unanimidad los parlamentarios. Uno se pregunta cuál es la seriedad del tema”.

“Hay gente que no quería esas reformas, no las quería no más, que cree que las cosas tal como estaban antes, eran mejores o era lo que ellos querían. Pero yo y mucha otra gente, no comparte esa opinión y las reformas van a mostrar sus efectos en el plazo que corresponda”, puntualizó.

  


  


To Top