Nacional

El SII vuelve a defraudar a todo Chile y defiende lo indefendible en oficio de respuesta a la Contraloría

El Servicio de Impuestos Internos ( SII) respondió al oficio emanado desde la Contraloría General de la República, en que cuestionaba el actuar del servicio respecto la decisión de no presentar querellas en algunas aristas de casos de financiamiento irregular de la política de empresas como SQM y Penta.

Mediante un comunicado, el SII indicó que el dictamen “no se relaciona con las últimas decisiones de este Servicio, sino con la oportunidad del ejercicio de las facultades que el ordenamiento jurídico le confiere en materia penal, para que las acciones destinadas a su persecución y sanción no se extingan por prescripción”.

“Es importante destacar que la Contraloría General de la República en su dictamen fortalece la independencia del SII, reconociendo que la presentación de querellas nominativas se enmarca dentro de la estrategia judicial que adopta el Servicio en los procesos penales en que interviene para lograr los objetivos que corresponden a su misión institucional”, sostiene el documento.

Al respecto, la entidad remarcó que sus decisiones en materia de la aplicación de acciones penales por delitos tributarios “se basan en un exhaustivo y detallado análisis técnico de los antecedentes disponibles, considerando criterios históricos fijados por la institución y conocidos públicamente”.

“De esta forma, en los últimos dos años el SII ha desarrollado 225 procesos de Recopilación de Antecedentes, 109 de los cuales corresponden a expedientes de causas por ilícitos tributarios vinculados al financiamiento irregular de la política, tal como se informara recientemente”.

En dicho contexto remarcó que “sólo después del análisis y ponderación de los respectivos informes y de las recomendaciones técnico-legales incluidas en ellos, se adopta la decisión privativa del organismo en cuanto a ejercer la acción penal ante los tribunales ordinarios o la sanción pecuniaria ante los tribunales Tributarios y Aduaneros”.

En relación al caso de Carlos Ominami, el SII reconoció el error tras presentar una querella siete meses después de la fecha de prescripción de los delitos.

“Obviamente este Servicio como corresponde cumplirá con adoptar las medidas correspondientes para determinar si existieron responsabilidades administrativas en la materia”, sostuvieron.

En este sentido, indicó que contra Ominami se presentaron dos querellas por tres delitos tributarios, añadiendo que “la prescripción decretada por los tribunales, sólo afectó al primero de estos delitos, que fue el único por el cual se solicitó formalizar al contribuyente por parte del Ministerio Público”.

  


  


To Top