Nacional

3.400 serían los engañados con estafa piramidal de la empresa AC inversiones, ofrecían hasta u. 7,5% de retorno a las inversiones

El 11° Juzgado de Garantía de Santiago rechazó este miércoles la solicitud de cambiar las medidas cautelares de los principales ejecutivos de la empresa AC Inversions, acusados de una millonaria estafa piramidal, por lo que deberán permanecer en prisión preventiva.

Se trata del dueño de la desaparecida firma, Patricio Santos Hernández; el gerente de finanzas, Rodolfo Dubó Rubiño y el gerente de administración, Camilo Cruz Hernández, quienes fueron formalizados por estafa reiteradas, infracción a la Ley de Bancos y lavado de activos y se encuentran en recluidos desde comienzos de 2016.

El fiscal de la zona metropolitana Oriente, Pablo Norambuena, explicó que el Ministerio Público se mantuvo la medida “dado que se mantenían los antecedentes que se tuvieron a la vista al momento de decretar la prisión preventiva y porque la libertad de los imputados era un peligro para la seguridad de la sociedad”.

“De lo que presentó la defensa nosotros consideramos que no había nuevos antecedentes y, por el contrario, la fiscalía sostuvo que si había nuevos antecedentes era para reforzar las imputaciones que había realizado”, añadió.

Asimismo, el persecutor detalló que, en estos meses de investigación, el número de afectados se elevó, pasando de 2.020 personas a más de 3.400.

AC Inversions fue una empresa que operó desde el 2012, y se describía como líder en servicios financieros, tales como administración e inversión de cuentas, capitales y fondos de particulares, a través del mercado de cambio de divisas.

La misma prometía retornos de inversión sumamente altos y a todo riesgo, de entre 2,5 % y 7,5 % mensual, captando numerosos clientes que aportaban nuevas cantidades de dinero, lo que permitía la continuación de la estafa, ya que con el aporte de los nuevos inversionistas se pagaba a los antiguos, tanto las ganancias prometidas, como los retiros solicitados.

En ese sentido, es que a través de estas maniobras, la empresa logró recaudar $100 mil millones de pesos entre los años 2012 y 2016, sin embargo, lo defraudado llegó a los $67 mil millones, porque los imputados transfirieron algunas ganancias a sus clientes.

  


To Top