Nacional

Diputado Farías pidió inhabilidad de por vida del psicólogo por realizar prácticas abusivas y violentas.

A partir de las graves denuncias por maltrato al interior del centro Alihuén de Buin de la fundación Coanil, el presidente de la comisión investigadora del Sename, diputado Ramón Farías señaló que “es inaudito que teniendo casos tan trágicos de muerte de niños inocentes como la pequeña Lissette, existan profesionales y organismos como este centro de Coanil, que realicen este tipo de crueldades que dañan severamente, tanto psicológica como físicamente, a personas que deberían resguardar y contener”.

Además, comentó que “acá se requiere urgentemente una fiscalización que se anticipe a estas atrocidades y que pongan mano dura para que, de una vez por todas, terminemos con estas pesadillas que viven algunos niños de nuestro país”.

“Espero que se retire la licencia de este psicólogo, que lo inhabiliten de por vida porque una persona que realiza prácticas tan abusivas y violentas y que tortura a niños, debe ser apartado de sus funciones porque contradice su ética profesional. Sus acciones responden más a un violador de derechos humanos que a un psicólogo”, manifestó.

En cuanto a las investigaciones señaló que “esperamos que se determinen claramente las responsabilidades, tanto directas como indirectas, que los culpables sean aparatados del cuidado de nuestros niños, niñas y adolescentes, el futuro de nuestra patria”.

“Es insólito que este tipo de profesionales trabajen en instituciones que deben velar por el bienestar de los que allí residen. ¿En qué cabeza cabe realizar torturas a personas que no pueden defenderse? Definitivamente es una aberración que debe ser castigada, sancionada por la justicia porque son un peligro para la sociedad”, concluyó Farías.

  


Diputado Farías pidió inhabilidad de por vida del psicólogo por realizar prácticas abusivas y violentas.
To Top