Política

Diputada Girardi denunció al Senda aumento de medicación en los colegios

Una situación bastante preocupante que se está dando en muchos colegios respecto de la ingesta de medicamentos antihiperactividad, ya sea autoprescrita o sugerida desde establecimientos educacionales, denunció esta jornada ante el director del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), Patricio Bustos, la diputada Cristina Girardi.

La parlamentaria señaló que antisicóticos que nada tienen que ver con el tratamiento del déficit atencional, pero que son recetados a escolares de prebásica a enseñanza media, precisando que es necesario ponerle atención a esto, sobre todo si se toma en cuenta estadísticas señalan que la cantidad de medicamentos prescritos a los estudiantes por ese concepto se ha duplicado en los últimos tres años.

Según la diputada Girardi este no es un problema que se le pueda achacar a los profesores, pues ellos no tienen las herramientas para tratar las diversas variables que hacen que un niño no preste atención en clases, como por ejemplo la violencia intrafamiliar que puedan vivir en sus casas o la violencia que entre ellos se produce al momento de relacionarse.

Pero también dijo que es mejor enfrentar esos problemas con argumentos pedagógicos y no con fármacos, porque la idea no es drogar a la infancia.

La diputada señaló que no solo preocupa el “aumento en la cantidad de niños que reciben medicamentos, sino que el tipo de medicamentos que están recibiendo, que no solo son el Ritalín o el Metilfedenato, que son como los clásicos, sino que también Risteridona y otros antisicóticos que no tienen que ver con el tratamiento para el déficit atencional, pero sin embargo estos medicamentos se están indicando de manera bastante importante e nuestros niños”.

Por su lado, el doctor Bustos, dijo que el número de casos de niños medicados por déficit atencional se ha duplicado desde el 2014, por lo que se han puesto en contacto con el Ministerio de Educación (Mineduc), en Ministerio de Salud (Minsal) y el Colegio de Profesores, para hacer notoria esta situación.

“En el año 2014 los ingresos a nuestro centro de tratamiento eran un 7% por sedantes. Eso se ha duplicado y el año 2016 esa cantidad es del 14%. Es decir, hay un aumento al doble de niños, niñas y adolescentes que ingresan a nuestro centro de tratamiento por medicamentos”, puntualizó el director del Senda.

También fue enfático al señalar que toda sustancia que el niño ingiera y altere su entorno genera entre él y su entorno -sus padres, sus compañeros de colegio, su familia, sus profesores- un ambiente distinto al que está acostumbrado, lo que preocupa porque muchas veces esos fármacos destinados a atacar problemas de atención en los alumnos no son comprados con la receta de un especialista, sino que hasta comprados en las ferias libres.

  


Diputada Girardi denunció al Senda aumento de medicación en los colegios
To Top