Regiones

Alcalde Sharp dijo que va a cerrar los “clandestinos” de Valparaíso

Debido a los problemas de seguridad vividos en los últimos días en la Región de Valparaíso, hasta esta mañana la petición del Gobierno era una y el intendente Gabriel Aldoney se la hizo saber al alcalde porteño, Jorge Sharp, en la reunión del Concejo municipal a la que asistió: cerrar las botillerías más temprano.

Y el jefe comunal dijo que le parecía “una medida interesante”, pero luego, en una entrevista concedida a la radio Valparaíso, apuntó hacia otro objetivo, uno más drástico: clausurar todos los “clandestinos”.

“En Valparaíso no se fiscaliza, o sea, pululan a lo largo de la ciudad los llamados ‘clandestinos’ (negocios ilegales). Todo el mundo sabe dónde están, pero nadie ha hecho nada. Hemos estado haciendo cambios importantes en el Departamento de Inspectoría Urbana, y hemos mejorado profundamente la fiscalización, hemos cursado más partes que cualquier otra municipalidad en los últimos ocho años”, dijo Sharp.

Y agregó: “Yo partiría cerrando los ‘clandestinos’, lugares que no pagan patentes, no cumplen con ninguna normativa de seguridad y que ponen a nuestra gente en situación de peligro. Creo que son acciones que debiésemos abordar con valentía, porque al final lo que está en juego es la ciudad”.

Acerca de la petición hecha por el intendente -de adelantar el cierre de las botillerías que hoy es a las 05:00 horas-, el alcalde de Valparaíso dijo que “es una medida interesante que me parece hay que evaluar”.

También dijo que “en cualquier ciudad ordenada y moderna del mundo hay límites para la venta de alcoholes en las noches. Me llegan todos los días reclamos de vecinas y vecinos que denuncian que hay locales que se exceden en los horarios nocturnos con ruidos molestos”.

Finalmente puntualizó que “toda medida que hace que la ciudad sea más segura y mejore la calidad de vida, la vamos a evaluar y apoyar”.

  


Comentarios
To Top