Derechos Humanos

Call Center de BCI y Atento denunciados!!! Sus trabajadores no tienen tiempo para ir al baño o para colación.

El senador Felipe Harboe, junto a la senadora Adriana Muñoz, la diputada Karla Rubilar y dirigentes de la Federación de Trabajadores de Call Center (Fetrecall), denunciaron este jueves graves vulneraciones de derechos humanos a trabajadores de empresas de call center.

La presidenta de la Fetracall, Tamara Muñoz, manifestó que “este sector es bastante precario en cuanto a condiciones laborales, donde el 80% somos mujeres, trabajo donde no se respeta por ejemplo el derecho a la maternidad y al amamantamiento, por lo tanto, este proyecto de ley viene a corregir las malas condiciones que existen hoy en la labor de call center”.

“Necesitamos una legislación que sea un verdadero paraguas que proteja a los trabajadores, y que no se nos descuente por ir al baño, no perder la remuneración variable, que no cambien unilateralmente las metas y que mejoren las condiciones de higiene y seguridad para prevenir las enfermedades profesionales”, planteó la dirigenta.

La líder de los trabajadores también aseguró que todas las empresas de call center operan bajo la misma modalidad, y denunció que “hay casos emblemáticos como el de Konexia que vulnera todos los días los derechos de los trabajadores, así como también BCI o Atento”.

En ese sentido, es que los senadores buscan presentar una batería de indicaciones al proyecto de ley que incorpora en el Código del Trabajo el contrato de tele operadoras y operadores de call center.

El senador Eugenio Tuma, quien presentará modiciaciones al proyecto de ley junto a los senadores Muñoz (PPD) y Harboe (PPD), aseguró que hoy en esta actividad se vulneran claramente los derechos fundamentales de las trabajadoras de los distintos call center que operan en el país, “por lo tanto es urgente legislar en esta materia para garantizar derechos básicos de las personas”.

El legislador de La Araucanía agregó que es escandaloso que en los call center las trabajadoras deban estar conectadas permanentemente y no tengan garantizado el descanso, tiempo para ir al baño o la colación, ni dispongan de espacios laborales adecuados para ejercer sus labores.

“En algunas empresas no se respetan las medidas mínimas de higiene y seguridad para el uso de los dispositivos de conexión telefónica que deben ser provistos por las empresas asegurando sus condiciones sanitarias”, advirtió el legislador, quien aseguró que esta modalidad de trabajo más se asemeja un régimen de esclavitud que uno laboral.

“Es inaceptable que las empresas que se dedican a la atención de clientes implementen sistemas de trabajo continuos que vulneran derechos básicos de los empleados. El modelo de negocio establece un sueldo base y las trabajadoras dependen de las comisiones por atención a público, pero el tiempo para descanso, almorzar o ir al baño se descuenta, por lo tanto, este modelo de trabajo y prácticas laborales constituyen un atropello y un abuso”, argumentó.

Por último, Tuma advirtió sobre la necesidad de proteger a las trabajadoras cuando son obligadas por las empresas de call center a vulnerar la ley del Consumidor y de Protección de la Vida Privada.

Entre las indicaciones presentadas, destaca que se regirán por las normas del Código del Trabajo todos los contratos individuales de los trabajadores que presten servicios en un contact o call center.

Además, se incorpora al proyecto que la jornada laboral de los trabajadores que desempeñen sus funciones a través llamadas o atenciones, no podrá exceder de seis horas diarias ni distribuirse en más de cinco días.

“También se estipula que el trabajador de call center gozará de un descanso de quince minutos cada dos horas trabajadas, los que se considerarán como tiempo de trabajo efectivo. En ningún caso el trabajador podrá ser privado de este descanso”, explicó el legislador.

Adicionalmente –explicó Tuma Zedán- se definió que un reglamento establecerá las condiciones ambientales que deberán cumplir los establecimientos destinados a contact o call center, en materias como iluminación, temperatura, humedad, espacio mínimo individual y ruido del lugar de trabajo, así como las condiciones ergonómicas del mobiliario y equipamiento necesario para que los desempeñen sus labores.

Con respecto a las remuneraciones los empleadores podrán contemplar el pago de una comisión o porcentaje variable a los trabajadores, el que será determinado de acuerdo a un plan de incentivo específico para cada una de las plataformas que funcionen dentro de la empresa.

“Este es un problema de la tercerización del empleo, por lo tanto, llamamos al retail, bancos y empresas de comunicaciones y seguros a que adopten buenas prácticas en esta materia, dado que no pueden eludir su responsabilidad como empresas mandantes”, aseveró el presidente de la comisión de Economía.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top