Educación

Docente de Universidad Arcis explica que aportes de Max Marambio y otro de PC de $ 480 millones cada uno, fue el principio del fin

El destacado historiador y ex docente de la Universidad Arcis, Gabriel Salazar, lamentó el cierre de la casa de estudio que fue decretada por el Consejo Nacional de Educación tras una crisis que se arrastra desde el 2014.

En entrevista con La Tercera, Salazar indicó que el proyecto educativo del plantel “era cristiano, vinculado con la izquierda, que recogía un profesorado que había sido expulsado de otros planteles y que se nutría de una juventud rebelde. Había un interés por estudiar, por hacer las cosas bien, y se compartía entre todos un rechazo absoluto al régimen dictatorial”.

El premio nacional de Historia afirmó que el aumento de alumnos y la solicitud de los profesores por mejores salarios provocó que se tuvieran que agregar nuevos campus y una inyección de capital importante, hecho que sería una de las causas del cierre.

“Cuando llega el PC con un aporte de $ 480 millones y Max Marambio con otro aporte más o menos similar (…) Iniciaron una política de querer controlar el plantel en todos sus aspectos y comenzó entonces la presión para que cierta gente se fuera y lo hicieron con métodos que no me gustaron. En el fondo el PC quería controlar internamente la universidad, pero no tenía una política académica o universitaria nueva”.

El profesor, finalmente, apuntó a Juan Andrés Lagos, Daniel Núñez y el mismo Marambio como los que generaron presiones que provocó su salida y la de otros docentes.

“Ahí la Arcis comenzó a perder calidad, se acabó la expansión de matrícula, que comienza a bajar lentamente, y con ello también los ingresos (…) Era un plantel de izquierda que fue autodestruido por la izquierda, eso me impacta”.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top