Denuncia

Dirigenta escolar de 15 años amenazada por desconocidos: “me siento perseguida”

Es parte del relato que cuenta en exclusiva para Fortín Mapocho, la estudiante de segundo año medio del Liceo 7 de Providencia, Violeta Yáñez. Previamente ya había contado su caso a nuestro medio, sin embargo, su situación es digna de analizar. ¿Cuál es la razón para perseguir a una menor de edad, de solo 15 años?. Ella sostiene que es una “persecución política”.

Recordemos que Violeta fue amenazada por tres sujetos que la intimidaron verbalmente, mientras ella iba en la micro del recorrido 505, el 23 de mayo recién pasado, en la esquina de Carrascal con Catamarca, Quinta Normal. Tras el suceso, la menor llegó a su casa con claras muestras de preocupación y angustia. “Temo que le hagan lo mismo a mi mamá”, aseveró.

Este hecho motivó al abuelo de Violeta, el profesor de educación física, Mario Yáñez, a escribir una carta condenando el actuar de estos cobardes desconocidos, tildándolos de personas con tintes y fines “gansteriles”.

Estos hombres, si bien no tocaron ni amenazaron con algún objeto a la escolar, dejaron de manifiesto que ella “ojalá llegase viva a la casa”.

La estudiante del liceo 7 de Providencia agregó además, que este hecho ha sido el más grave hasta el momento, sin embargo, dice que ha tenido que convivir con teléfonos intervenidos, constante presencia de sospechosos vehículos fuera de su casa en Ñuñoa y una que otra ronda policial, muy cerca de ella. “Yo soy dirigente de la ACES (Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios), soy encargada de prensa… y creo que tiene que ver con una persecución política desde el Ministerio del Interior”, indicó.

Violeta infirió que por su condición de dirigenta estudiantil y tras participar en una toma de la Dirección General de Carabineros el pasado 18 de mayo, para protestar por el millonario fraude en la institución uniformada, es una de las razones por la cual la persiguen. “Mi nombre está en todos lados y los pacos me conocen”, agregó.

De momento, esta escolar sigue con su vida como dirigenta, estudiante e hija de una esforzada madre. Deberá cambiarse de colegio, argumentando que el perfil del Liceo 7 de Providencia, se preocupa solo de las notas, en vez de un desarrollo integral para las alumnas. “Desde que llegué a séptimo básico, a mitad de semestre de 2014, los profesores me han hecho la vida imposible por no estar de acuerdo con cosas que considero, no son correctas”, puntualizó.

 

Leer más:

La impactacte amenaza de muerte que recibió Violeta, una niña de 15 años, encargada de prensa de la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios

 

Abuelo difunde a través de una carta, el grave amedrentamiento a su nieta, alumna del Liceo 7 de Providencia, por denunciar abusos.

 

Voceras de la toma del Liceo 7 de Providencia: “la represión ha ido aumentando”

 

  


  


Comentarios
To Top