Política

Aborto: Senador Araya tuvo que negar que su relación con Javiera Blanco guíe sus reparos

El senador independiente pro DC Pedro Araya negó enfáticamente que sus reparos al proyecto de despenalización del aborto en tres causales sean un “ajuste de cuentas” o “venganza” por el informe de la comisión investigadora del Sename de la Cámara, que acusó “negligencia inexcusable” de la exministra Javiera Blanco, pareja del parlamentario.

En entrevista con radio Cooperativa, Araya respondió a las declaraciones de los diputados Camila Vallejo (PC) y Juan Luis Castro (PS), quienes adujeron esta relación para explicar la insistencia del senador en ampliar la objeción de conciencia a todo el equipo médico que realiza el aborto, y que no sea aplicable sólo al facultativo que los practica.

“Eso es absolutamente falso, es tratar de simplificar un debate por personas que no tienen argumentos”, afirmó Araya.

“Lo que dijo Camila Vallejo me parece una bajeza. Si ella tiene un argumento para discutir aborto, debatámoslo, pero ella no tiene por qué mezclar las relaciones personales que uno tiene con cómo uno está votando”, agregó.

“La votación que yo tengo en el Senado es absolutamente autónoma respecto de mis relaciones familiares. Uno vota pensando en lo que cree que es lo mejor para el país. Por lo demás, el comentario de Camila Vallejo me parece absolutamente machista: ella presupone que Javiera Blanco no se puede defender y tiene que salir uno a defenderla”, añadió.

“Mi impresión es que aquí lo que ocurre con Camila Vallejo y, en general con el Partido Comunista, es que están bastante desesperados porque han ido perdiendo espacio ante el Frente Amplio, entonces están tratando de congraciarse con su electorado”, aseguró el senador.

Según Araya, “llama la atención” que la directora del centro donde murió la menor Lissette Villa y la directora regional del Sename de la época sean militantes comunistas. “Uno esperaría que la diputada Vallejo tenga el mismo estándar y salga a condenar fuertemente las actuaciones de sus dos compañeras comunistas que estaban directamente a cargo del cuidado de Lissette”, indicó Araya.

También declaró que si Camila Vallejo y el diputado Juan Luis Castro hubieran leído sus intervenciones “desde el día 1 en el Senado”, sabrían que la causal de violación y la objeción de conciencia eran sus “piedras de tope” para respaldar la iniciativa.

Asimismo, enfatizó que “resulta bastante inexplicable que a Javiera se la quiera culpar de todo lo que ha ocurrido en el Sename durante los últimos 10 años”, en circunstancias que “ella fue ministra de Justicia un año y medio”.

“Yo creo que hay una persecución (contra Javiera Blanco)”, concluyó el senador Araya.

  


  


Comentarios
To Top