Denuncia

Estudiantes de la U. de Chile denuncian hacinamiento, hongos en baños y duchas en hogares universitarios

Estudiantes de los distintos hogares universitarios de la Universidad de Chile denuncian malas condiciones de habitabilidad, como hacinamiento, hongos en baños y duchas.

A juicio de los residentes de estos hogares, “actualmente se vulnera nuestra dignidad como estudiantes, puesto que en el discurso empleado por los entes encargados de la gestión de los hogares prima el concepto de ‘cada mueble es una persona’, esta idea permite el aumento desmedido de vacantes ofrecidas”.

“Como residentes, somos vulneradas y vulnerados en nuestro derecho a la dignidad, integridad y opinión en temas que tienen directa relación con nuestra cotidianidad al interior de los hogares”, aseguran.

Es por esto, que exigen que se mejoren las condiciones de infraestructura y habitabilidad, argumentando que existe presencia de hongos en las habitaciones, baños y duchas; el sistema eléctrico es defectuoso y peligroso; y las casas se lluevan, aun después de haber sido remodeladas.

“Demandamos ser parte de la decisión para acordar el número de residentes definitivos por habitación. No queremos medidas que generen hacinamiento y que transgredan nuestra privacidad y/o intimidad. Rechazamos los camarotes implementados en Hogar Universitario Juan Gómez Millas y exigimos su eliminación”, señalan en un comunicado.

Asimismo, los estudiantes rechazan que se les haga un cobro adicional por el sobreconsumo de servicios básicos y exigen eliminar la situación de egreso como una causal de pérdida del beneficio, “puesto que ello deja en vulnerabilidad a quienes, habiendo ya egresado, aún cursan estudios en pregrado conducentes a la obtención de su título, cuya situación varía dependiendo de las mallas curriculares de cada carrera”.

También demandan que, atendiendo a su calidad de estudiantes de regiones, sus pertenencias puedan mantenerse en las residencias en los periodos de vacaciones de verano, debido a que hoy en día se les exige retirar todas sus cosas cada año, “desconociendo la realidad y el costo que significa hacer un traslado”.

“Somos una comunidad organizada y movilizada que alza su voz para defender un proyecto de hogares que responda a las necesidades de las y los estudiantes y promueva la inclusión y el desarrollo integral de quienes aquí vivimos”, puntualizan.

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top