Deportes

Chile no pudo con el campeón del mundo y se quedó sin la Copa Confederaciones

Chile no pudo coronarse campeón de la Copa Confederaciones Rusia 2017 tras caer por la cuenta mínima ante el campeón del mundo, Alemania, en la final disputada en el Estadio Krestovski de San Petersburgo.

El cuadro de Juan Antonio Pizzi fue claro dominador en los primeros minutos, presionando la salida del campeón del mundo y sumando opciones para abrir la cuenta. La más clara llegó justo antes del gol, cuando tras el disparo de Arturo Vidal y el rebote cedido por Marc-André ter Stegen, Alexis Sánchez no pudo mandar la pelota al fondo de las mallas.

Así llegó el fatal minuto 20, cuando Marcelo Díaz perdió la pelota a la entada del área frente a Timo Werner, quien cedió para el ingreso solo por el centro del rectángulo de Lars Stindl, quien definió a portería descubierta.

La Roja sintió el gol como una profunda puñalada y demoró varios minutos en recuperar el control de las acciones. Recién a los 35’, los germanos se acordaron de atacar cuando, tras un nuevo error de Díaz en la salida, Leon Goretzka desvió su tiro cruzado.

A los 40’, los pupilos de Joachim Löw pudieron ampliar cuando Werner encaró y cedió para Julian Draxler, cuyo disparo se fue por poquísimo ancho del palo derecho de Claudio Bravo.

Cuatro minutos más tarde el meta y capitán chileno estuvo notable para desviar el intento de Goretzka, luego de un nuevo pase fallido, esta vez de Gonzalo Jara, quien quedó corto en su idea de ceder a Díaz.

En el complemento, la primera clara corrió por parte de los alemanes, cuando Draxler disparó y su tiro fue desviado por Jara al córner.

Con el avanzar del complemento, Alemania dominó la pelota y el juego, haciendo ver muy desconectada a la Roja y sin presencia en el área de Ter Stegen sumando, de paso, dos amarillas a Vidal (por un encontrón con su compañero del Bayern Múnich Joshua Kimmich) y a Jara (por un codazo a Werner).

Cuando el reloj marcaba los 75’ pudo llegar el empate nacional cuando tras una buena jugada de Alexis Sánchez, donde incluso reclamó un posible penal, el disparo de Vidal fue mandado al lanzamiento de esquina por la zaga teutona.

A los 80’, fue Ter Stegen quien debió extremar recursos para desviar el chute de Aránguiz. Pero la más clara llegó a los 84’, cuando Edson Puch luchó una pelota con el portero europeo y cedió atrás a Ángel Sagal, que elevó increíblemente en el corazón del área.

Con este título, además, Alemania estrecha el palmarés del torneo para la UEFA, que suma cuatro coronas (que ostenta dos más con Francia y una con Dinamarca), contra cinco de la Conmebol (Brasil en cuatro ocasiones y Argentina en una). Más atrás aparece la Concacaf uno (México en 1999).

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top