Entrevista Exclusiva

Eduardo Artés, candidato presidencial de UPA: “Queremos refundar Chile”

-El aspirante a La Moneda por el partido Unión Patriótica plantea que Chile necesita realizar cambios profundos en sus instituciones y, en general, en aspectos culturales y sociales, que están arraigados en el actual sistema neoliberal. “Lo mío no es otra cosa que llevar los sueños de superación social, que tuve desde pequeño. De transformaciones en beneficio de las mayorías, que somos los trabajadores, quienes producimos los bienes y debemos estar en la gestión y goce de los mismos”, dice en conversación con Fortín Mapocho.

Por Gabriel Angulo González

“Queremos refundar Chile”. La frase anterior corresponde al sueño que tiene un aspirante a La Moneda. Es alguien con trayectoria izquierdista y plasma, en su candidatura, una visión de Chile, con un modelo social y económico completamente distinto al que rige actualmente: el neoliberalismo.

Eduardo Artés Brichetti (65) es profesor. Fue el primer secretario del Partido Comunista Acción Proletaria (PC-AP) y actual presidente de Unión Patriótica (UPA). Dice ser el genuino candidato presidencial de la izquierda chilena, porque su postulación a La Moneda-asegura-es la única al servicio de trabajadores y del pueblo.

Propone, entre otras medidas, una Asamblea Constituyente, que recoja las bases para una nueva Constitución y así avanzar hacia un régimen democrático popular, que vele por las mayorías hoy postergadas en la “pobreza y marginación”.

En su colectividad, compiten 98 candidatos en elecciones del 19 de noviembre, tomando en cuenta a cores, diputados y senadores.

“Gracias al Fortín Mapocho por invitarme. Todo conocemos lo que significa en el imaginario popular, lo que significa este diario y su papel que jugó contra la dictadura. La imagen de Fortín Mapocho, no solo en los viejos, sino que también en los más jóvenes interesados en los cambios de Chile, de cualquier manera, está presente”, parte diciendo Artés.

Sus orígenes

Desde niño se interesó en política. A los 14 años ya era dirigente de centros de alumnos en la Enseñanza Media y, y después en la Superior. Oriundo de San Vicente de Tagua Tagua, Región de O´Higgins, tenía una visión  crítica de las injusticias sociales. Y cuenta que tuvo que trabajar desde temprana edad.

“Lo mío no es otra cosa que llevar los sueños de superación social, que tuve desde pequeño. De transformaciones en beneficio de las mayorías, que somos los trabajadores, quienes producimos los bienes y debemos estar en la gestión y goce de los mismos. Eso es mi historia”, dice.

Ante lo cual, afirma: “Mi candidatura no es una cosa testimonial, ni que estemos haciendo un saludo a la bandera. Nada de eso. Básicamente, estamos en la pelea contra las AFP, y otros cambios sociales que Chile necesita hacer”.

Siempre fue de izquierda. Era parte de una organización que deseaba “cambios fundamentales”: Acción Juvenil Espartaco.”La lucha social siempre se refleja en una militancia política (…) Es imposible pretender que en forma ´pacífica`se pueda llegar a todas las transformaciones sociales. Se puede llegar hasta un momento que te permita el sistema, pero cuando se pone en peligro la dominación total, pasa lo que pasó con las Fuerzas Armadas que se pusieron al servicio de Pinochet y su dictadura”, asevera.

-¿Qué es ser de izquierda hoy en Chile?

-“Quienes se proclamaban de izquierda en la Nueva Mayoría asumieron el camino de la integración al sistema. De buscar algunas cosas paliativas, o alguna aspirinas, o modificaciones secundarias al sistema capitalista, pero manteniéndolo. Ellos perdieron el norte ideológico (…) Hoy la izquierda tradicional se ha caído. Pero, por otro lado, avalan el sistema los que están en el poder, y sigue la desigualdad social, la explotación y humillación a los trabajadores. Entonces, hoy como nunca, la izquierda es nuevamente necesaria (…) El socialismo siempre es revolucionario y es revolucionario consigo mismo. Un socialismo metido en un congelador es algo impensable; estaríamos frente a una religión. Es un pensamiento en constante transformación“.

Refundación de Chile

El aspirante al sillón presidencial cuenta que su principal motivación no es personal, sino que tiene que ver con refundar Chile. Lo que, en concreto, significa realizar transformaciones sociales y estructurales profundas, explica Artés.

“El problema no es el método que se usa. El problema es que si éste ideal de cambio es mayoritario o no. La gente decide (…) Esto se traduce en jornadas de marchas, debates, concentraciones, elecciones y acumulación de fuerzas que nos permiten llegar a esas transformaciones que necesitamos”, comenta, para reglón seguido añadir: “El país está hecho a partir de las necesidades que tuvo la dictadura con un modelo determinado. Entonces, tenemos que repensar Chile nuevamente”.

Para conseguir tal ambicioso anhelo, el presidenciable de UPA contempla la construcción de una nueva Constitución Políca,”que nazca a partir de una gran debate nacional”, asevera. Además, cree necesario reconocer las distintas etnias y subculturas presentes en la diversidad chilena, con un mecanismo concreto.

“Planteamos un carácter plurinacional en Chile, sin perder su esencia de Estado unitario y un Congreso unicameral, con dietas parlamentarias más reducidas. Además, proponemos referéndum revocatorios para que el pueblo tenga decisiones vinculantes sobre sus representantes y la permanencia en los cargos”, sostiene.

Sobre el nuevo rol que le otorgaría a las Fuerzas Armadas, sostiene: “Pensamos unas FFAA que sean tremendamente politizadas, en relación a una política de soberanía nacional, enfocada en la defensa de los recursos naturales que tiene Chile. No es cuidar un metro más de frontera o mar, porque si está en manos de familias o empresas extranjeras, no vale la pena (…) Las mineras se llevan todas las ganancias y nadie dice nada desde las FFAA”.

Por lo mismo, sostiene: “Tienen que estar integradas a la vida social, cultural y productiva del país. No pueden ser sólo una cosa parasitaria, ni participar sólo cuando hay emergencia o catástrofe natural (…) Debe existir un escalafón único donde todos puedan ser promovidos, de acuerdo a sus capacidades y trayectoria, y que nadie sea impedido en una carrera funcionaria. Cualquiera puede llegar a ser general tenga el apellido que tenga y así puedan surgir. Y esto incluye a Carabineros”.

Respecto de la educación, dice: “Debe ser de calidad, gratuita y de acceso universal, sin ninguna traba económica (…) La escuela reproduce el modelo. La quinta esencia del sistema neoliberal es enseñar el individualismo y la competencia”.

Patria nueva

Los cambios se hacen de forma progresiva, aclara Artés. “Es un sueño infantil pensar que unos cuantos vamos a salir a la calle y asaltaremos La Moneda. No es es la forma que planteamos esta refundación”.

“Nuestro programa es de patria nueva. Es un Chile patriótico y popular. Que abre las puertas al socialismo. No es que se vayan a socializar todos los medios de producción de una sola vez, y que el país todo se convierte al socialismo, eso es una caricatura”, resalta.

Acerca de los grandes grupos económicos que controlan los medios de producción en Chile, el candidato asegura: “Van a desaparecer como grupos. Inclusive las grandes empresas, y que no sean monopólicas, o se someten a una legislación determinada o mejor se van del país. Una que otra empresa extranjera puede existir, pero eso se ve con el tiempo”.

Consultado acerca de que si adhiere al socialismo cubano, venezolano, chino o coreano, el también académico dice que no se identifica con ninguno, porque el socialismo se adaptaría a la realidad chilena. “Cada revolución y cada forma de socialismo obedece a los deseos y aspiraciones que tienen los trabajadores y gente de ese pueblo en particular, con su realidad única (…) Y de ha naturalizado esta forma de sociedad. De este neoliberalismo y capitalismo salvaje, donde hay explotación y desigualdad. O sea, hay un triunfo de la cultura de derecha que se debe derrocar”, dice.

Artés participo hace dos semanas, en un debate televisivo organizado por CNN Chile, sobre temas de ciencia y tecnología, en el que participaron siete candidatos presidenciales, incluyéndolo a él. “Todos los demás candidatos, menos (Sebastián) Piñera quien no estuvo tenían, o una mirada conservadora dentro del sistema como José Antonio Kast, o con distintos matices de modificación del sistema como eran los demás candidatos. Pero siempre de modificar, y siempre manteniendo el sistema. Con Alejandro Navarro incluso”.

Pensiones dignas

Otra de las prioridades de su programa de gobierno radica en establecer pensiones dignas para los chilenos que se jubilen en el futuro, suprimiendo la existencia del sistema de capitalización individual de las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP).

“Consideramos que el Movimiento No + AFP es justo, y que plantea soluciones con una sistema de reparto. Respaldamos esta propuesta (…) Es un deseo de la inmensa mayoría el que existan pensiones dignas en el país con un sistema justo que administre y reparta los fondos de pensión”, respalda Artés.

Sin embargo, el académico piensa que, independiente de quién resulte electo, las manifestaciones ciudadanas continuarán con más fuerza.”Salga quien salga electo va haber una gran protesta social y nosotros tenemos que tener un alto poder de convocatoria para recoger ese descontento social que se va a expresar masivamente”, recalca, descartando de plano apoyar a alguno de sus competidores en segunda vuelta.

No le importa obtener un 3% o menos de votación, pues con el hecho de participar y poner sobre la mesa sus planteamientos es algo que valora. “Instalar estos temas de reivindicación social ya es, de por sí, un tremendo triunfo (…) Ya estamos quedando con las manos bastante llenas. Más allá de los resultados, este es un proyecto en el que nosotros queremos refundar Chile”, concluye.

*Sepa más del candidato en sus redes sociales:

Twitter: @eduardo_artes

Facebook: https://www.facebook.com/eduardo.artesbrichetti

Artés dice que en Chile hay más violaciones a los DD.HH. que en Corea del Norte

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top