Policiales

Absuelven a menor de 15 años que mató a su padre en legítima defensa de su madre

El Segundo Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Santiago absolvió a un menor de 15 años al momento de los hechos, acusado por la Fiscalía Metropolitana Centro Norte como autor del delito de parricidio de su padre, en un hecho registrado el 15 septiembre de 2016 en la comuna de Independencia.

En forma unánime, el tribunal –integrado por los magistrados Mauricio Rettig Espinoza (presidente), Rafael Andrade Díaz y Alejandra Rodríguez Oro (redactora)–, tras el debate de rigor y ponderar la prueba rendida, decretó la absolución del adolescente J.K.A.P., quien dio muerte a su padre, Cristian Ávila, obrando en legítima defensa de su madre.

El fallo recuerda que el día de los hechos, el padre se encontraba discutiendo con la madre del acusado en el baño del domicilio, de manera agresiva y violenta, entre insultos e improperios que se escuchaban hasta la habitación en donde se encontraba el acusado con su primo.

“Frente a tal nivel de ofensas y avizorando el panorama que podría devenir, dado el clima de violencia intrafamiliar en que vivía el núcleo familiar, el acusado reaccionó intentando calmar la situación, esfuerzos que fueron en vano, puesto que en lugar de apaciguarse devino el altercado en una agresión física, ya que el occiso ofuscado ante la negativa de su pareja de proporcionarle dinero para poder adquirir más droga para seguir consumiendo arremetió en contra de su pareja y la tomó del cuello”, consigna la resolución.

Agrega que “frente a dicha agresión el hijo intentó separarlos y así evitar que su padre siguiera agrediendo de manera física y verbal a su madre, pero sin éxito, ya que su progenitor procedió a ejercer más fuerza en el cuello de su mamá, entonces al ver dicho acometimiento el acusado lo apuñaló con un cortaplumas”.

“A ello –continúa– cabe sumar que la propia prueba de cargo evidenció el nivel de violencia intrafamiliar que existía en dicha familia, no solo porque así lo reconoció un vecino (…), sino que también quien fuera el íntimo amigo del fallecido (…), quien impresionó a estos jueces por la objetividad con que se expresó sino que por ser un reflejo fiel de la realidad que vivía la familia (…), ya que admitió ser testigo presencial de los malos tratamientos, tanto verbales como físicos, que infería la víctima a su pareja y a sus hijos”.

“A ello debe sumarse la prueba de descargo consistente en los documentos incorporados por la defensa en los que se pudo apreciar la efectividad del relato de los testigos que dieron cuenta de las múltiples situaciones de violencia intrafamiliar que se producían, las que inclusive fueron reconocidas por la madre del occiso a los funcionarios de la PDI, a quienes les admitió tener conocimiento que su hijo agredía a (…) y que aquel tenía un problemas con las drogas y el alcohol que lo hacía ser más agresivo”, añade el fallo.

“Así las cosas, este tribunal por unanimidad ha resuelto absolver a J.A.P. como autor del delito de parricidio en la persona de su padre, por haberse formado convicción suficiente con la prueba rendida en la audiencia, que concurren todos los requisitos exigidos por la ley para entender que la muerte del occiso fue en legítima defensa de parientes y, por ende, que su conducta se encuentra justificada, puesto que actuó en su genuina facultad de tutelar los derechos de su madre frente a agresiones antijurídicas”, concluye.

La audiencia de comunicación de la sentencia –que será redactada por la magistrada Rodríguez Oro– quedó programada para las 13 horas del próximo viernes 20 de octubre.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top