Política

Nicolás Muñoz candidato a Diputado por el distrito 10: “La Democracia Cristiana está llamada a buscar la justicia social”

En exclusiva Fortín Mapocho conversó con Nicolás Muñoz, abogado demócrata cristiano y candidato a Diputado por el distrito 10 (Santiago, Ñuñoa, Providencia, Macul, San Joaquín y La Granja).

Ex Concejal de Providencia, el jóven letrado DC pretende aportar desde su experiencia en el ámbito publico y privado a la nueva legislatura nacional, en ese sentido consultado acerca de la dificultad del distrito 10 el nobel candidato señalo: “Es un distrito complicado, pero representa ventajas también, hay 2 cupos más que los diputados que representaban a los dos distritos antiguos fusionados, y además tiene más atención de los medios por su situación geográfica y política, por lo que lo veo como un buen desafío”.

En cuanto a sus condiciones personales y su motivación para ser diputado, nos contó que es abogado de la U. de Chile, ligado al Servicio Público pero también con ejercicio privado, “fui electo concejal de providencia con una alta votación, donde aprendí la relación con la comunidad y las limitaciones que tiene el cargo de concejal, que hacen que por mucho entusiasmo que tenga no se logra compensar las atribuciones del alcalde, esas limitaciones me motivaron a ser candidato a diputado, además de presentar una alternativa para los vecinos de las comunas que quiero representar, no muy contentos con la falta de candidatos de las ultimas elecciones, el sistema nos permite  presentar alternativas distintas para que sea la gente quien decida”, en ese mismo orden de cosas Muñoz señala como elementos diferenciadores en su caso particular: “Soy joven tengo 37 años, pero tengo una experiencia de vida que enriquece mi eventual aporte al congreso, además de haber sido dirigente juvenil, estudié en el extranjero, trabajé en el sector público y privado y he sido concejal, a diferencia de otros que pasaron de la Universidad al parlamento, pero que carecen de experiencia de vida, estoy preparado creo yo para aportar como legislador, y por último puedo aportar en temas urbanos, como la protección de los barrios, la tenencia responsable de mascotas, pero también una propuesta de una DC moderna, no conservadora sin añoranzas del pasado, sino mirando hacia el futuro, aunque por cierto valoro el apoyo de por ejemplo Jorge Burgos, con quien comparto una visión de hacia donde debe transitar la DC y el país, en un proceso de transformación social gradual, no traumático, y que impida que los más desprotegidos se vayan quedando afuera de ese proceso”.

En términos políticos, consultado acerca de como se concretan los valores Demócrata Cristianos hoy, en el siglo XXI, el candidato falangista reflexionó: “Hay dos formas de abordar esa temática, desde la organización social, y en ese sentido la democracia cristiana entiende al hombre viviendo en comunidad, una sociedad no de individuos, ciudadanos o consumidores, sino también de comunidades, en que nuestra relación no es solo con el Estado, sino también tenemos un rol y una responsabilidad de organizarnos y buscar soluciones en comunidad, y un buen ejemplo es la seguridad ciudadana, en que la prevención comunitaria es la forma más eficaz de organizarse para hacer frente a la delincuencia. La otra forma de materializar los principios DC hoy, que puede percibirse como más antigua, pero que sigue tan vigente como antaño, es que debemos recuperar la audacia, una forma de ver la vida que tenían los jóvenes que fundaron la DC, que rompieron con los conservadores de la época, que desafiaron a los católicos a enfrentar sus creencias con la pobreza, como problema principal de la sociedad, y ellos fueron revolucionarios en ese sentido, fueron católicos que decidieron estar en la calle, ir a buscar al prójimo desprotegido para incorporarlo a la sociedad, sin conformarse con rezar por el… ese desafío sigue vigente hoy… antes fuimos como DC anticonservadores en todos los ámbitos, no podemos congelar la moral sexual como algunos pretenden, con limites insuperables como el respeto a la vida, pero nuestra preocupación por las personas nos obliga reconocer las dificultades que viven y hacernos cargo, los principios no se actualizan, sino que se aplican a las nuevas circunstancias, el mundo de hoy tal vez no requiere una reforma agraria, pero si requiere una reforma para incorporar a marginados al proceso de desarrollo, como por ejemplo con la educación, debemos volver a preguntarnos lo que es justo con la perspectiva de hoy, por ejemplo en el ámbito de las Pymes y el abuso que sufren de las empresas grandes, y eso es parte de una reflexión sobre la justicia, así como también mejorando las condiciones de los trabajadores equilibrando el mercado de trabajo, las pensiones son bajas porque los sueldos son bajos, por tanto debemos revisar el mercado de trabajo y las pensiones desde un punto de vista de la justicia, igualmente nuestra preocupación por nuestros adultos mayores. Debemos buscar la justicia social, entendida como un proceso, que nos permita acercarnos a un ideal, reconociendo el dinamismo de nuestra sociedad, lo más rápido que se pueda, pero siendo responsables con lo que se puede cumplir, por ejemplo en educación, no prometer gratuidad total si no se puede y sin descuidar otras áreas”.

Respecto a los valores que inspiraron la fundación de la DC y su concreción en el  modo de hacer política hoy, Muñoz señala que “Es un desafío complejo, pero es el correcto, y creo que Carolina Goic asumió ese desafío con valor, hoy no es el tiempo de la política, es el tiempo de la ética, y debemos valorar el ejemplo que nos da en eso el Frente Amplio, que asumieron posiciones más éticas que políticas como fundamento de su actuar, pero la DC había olvidado los fundamentos éticos, y se redujeron a la moral sexual, olvidando la justicia social. y agregó que: las autoridades deben autoimponerse de el desafío de ser ejemplares, los estándares para ejercer autoridad debieran ser mucho mayores que los legales, tener legitimidad interna para ser respetado, debemos buscar que la ciudadanía se sienta orgullosa de sus autoridades, y por tanto lo que ganen debe ser percibido como una justa retribución por su labor”.

Consultado por su rol en el caso Rincón, a propósito de los estándares éticos, primero lamentó que este se haya llegado a comparar con un niño, y además recordó que el mintió, pero lo importante es cómo los partidos políticos filtran a sus autoridades y candidatos, en ese sentido, “una condena por violencia intrafamiliar debiera inhabilitar a una persona a ejercer autoridad, con excepciones como el arrepentimiento, circunstancia en que un partido cristiano debiera acogerlo, pero no se da en este caso”.

El mismo paradigma respecto a la ética se da en el caso del financiamiento de la política, señala Muñoz, como ejemplo la Ley de Pesca que debiera ser modificada sustancialmente a la luz de los antecedentes que hoy tenemos a la vista

Respecto a sus propuestas, en materia de  seguridad ciudadana señaló: “Debemos llevar la prevención lo más cerca de los ciudadanos, en el municipio debiera tener un conocimiento real de cuales son los riesgos de seguridad en cada barrio, más allá del plan cuadrante y carabineros, lo trascendente es que la comunidad se organice y con la autoridad se planifique la prevención desde el conocimiento de los vecinos de cada barrio, ese es el primer ejercicio que debemos hacer en el país, se debe también mejorar la intelegencia, tecnología y equipamiento de las policías, con coordinación real entre Carabineros  e Investigaciones, y por su puesto ofrecer reales oportunidades a la infancia y juventud más vulnerables, nuestro Estado no tiene las capacidades o herramientas para intervenir en esas realidades, y un punto importante es transmitir habilidades parentales es muy relevante en ese proceso, en ese sentido y el rol de la educación en ese proceso, rescata la experiencia de concejal en Providencia en lo que se refiere a las comunidades educativas y que esa comunidad se hace corresponsable de los colegios integrados con las familias”.

En cuanto a la educación, reflexionó sobre el proceso de desmunicipalización destacando que su fin es corregir la desigualdad que se produce entre comunas ricas y pobres respecto a la administración de los colegios, pero eso tiene un problema, advierte el abogado, pues “la experiencia internacional señala que los mejores colegios son aquellos que son administrados por gente que está cerca de ellos y en los que la comunidad educativa está más involucrada, por tanto corresponde desmunicipalizar, pero progresivamente esos colegios deben ir adquiriendo cada vez mayor autonomía en su administración”.

En otras materias Muñoz señaló que una preocupación trascendente de su actuar como eventual diputado será corregir la desigualdad de género, así como concretar la preocupación respecto de la familia, con proyectos que la beneficien directamente, como establecer como derecho de los trabajadores ausentarse de su trabajo al menos dos veces al año para entrevistarse con el profesor de sus hijos, sala cuna universal, es decir, todo niño debe tener derecho a estar en sala cuna, y “eso no debiera ser de cargo de los empleadores, no para aliviar a las empresas, sino para que no sea una carga para las mujeres, lo que implica un mejor mercado laboral y menos discriminación para las mujeres trabajadoras, y concretaríamos la preocupación por la familia con las que muchos se llenan la boca”.

 

 

 

  


  


Comentarios
To Top