Entrevista Exclusiva

Candidatos RD, Maite Orsini y Pablo Padilla: «Creemos en una radicalización de la democracia»

-Ambos aspirantes a diputados de Revolución Democrática por el distrito 9, quieren instalar una nueva forma de ejercer el cargo. «Quiero mostrarle a los chilenos que podemos hacer una política distinta, con trabajo más territorial y no sólo ser opinólogos en el Congreso», dice Orsini. «La invitación es trabajar con transparencia. Una negociación colectiva que se hace a puertas cerradas, es poco transparente (…) Como diputado quiero ser transparente», arguye, por su parte, Padilla.

Por Gabriel Angulo González

Entusiasmo les sobra. Ganas de hacer política distinta, también. Ambos postulan por vez primera a un cargo político. Uno, tiene experiencia sindical. A su camarada le gustan las leyes y tuvo un paso por la televisión.

Con trayectoria disimil, pero con un mismo objetivo: llegar a ser diputado y/o diputada por el distrito 9 (Conchalí, Renca, Huechuraba, Cerro Navia, Quinta Normal, Lo Prado, Recoleta e Independencia) de la Región Metropolitana.

Se trata de Maite Orsini (28) y Pablo Padilla (48). Los dos militan en Revolución Democrática (RD). Es decir, van por el mismo partido y distrito, ¿Pacto de no agresión o fuerzas complementarias?

Perfiles diferentes

Ella, es abogada de la Universidad Finis Terrae. Y trabajó en televisión desde los 6 a los 20 años de edad. A partir del año 2013 se sumó al equipo político de RD.

Por la colectividad, formó el comunal de Huechuraba. Y fue miembro del Tribunal Supremo, entre los años 2015 y 2016. Luego fue parte del comando de firmas de RD «Cambiemos la Historia».

Él, en tanto, es sindicalista. Hijo, nieto y hermano de dirigentes sindicales. Entre enero de 2016 y abril de 2017 fue coordinador del Frente de Trabajadoras y Trabajadores de RD (FTTRD). Casado hace 29 años, tiene una hija también militante RD. Desde ese espacio, desarrolló la Escuela Sindical Nelson Quichillao.

Fue presidente del sindicato de Diario Financiero. En su juventud luchó contra la dictadura. Cayó preso tres veces en los años ochenta, por lo cual actualmente aparece en el Informe Valech. Como medida reparatoria, el Estado le otorgó una beca para estudiar gratis literatura, en la UDP.

País injusto

Orsini en Fortín Mapocho.

 

Tal vez cuando pequeña no visualizaba un futuro político. Su mente-a los 6 años- estaba imbuida por la televisión. Sí. Trabajaba en este medio audiovisual. Lo hizo por más de quince años. Hoy, «Querer un Chile justo», es la frase que resume el slogan de Orsini.

«Trabajé en televisión cuando niña y adolescente. Desde los 6 año. Y fue a los 20 años cuando pude tomar una decisión un poco más madura acerca de qué es lo que quería hacer el resto de mi vida (…) me di cuenta de que, en realidad, primero, no era muy buena para la actuación. Además, eso no me llenaba. Quería era estudiar derecho y ser abogada, al igual que mis abuelos, así que decidí salir del mundo televisivo», relata.

Este año Maite fue llamada a ser candidata a diputada por el distrito 9. En ese marco, disputó primarias el pasado 02 de julio. Con el 99,88% de las mesas escrutadas, Orsini obtuvo el 37,97% de los votos (más de 20 mil), dejando en segundo lugar a Padilla con el 25,72%.

«Me fue bien, porque tengo un trabajo de años en el sector, no solamente porque soy un rostro conocido, sino que tengo una vinculación real con el territorio». E insiste: «Soy candidata no porque fui un rostro de tv, sino porque tengo un trabajo en RD de años y me he sacado la cresta por la construcción de este partido (…) Cuando decidí ser candidata lo más lógico era que fuera donde yo vivía y hacía política2.

Las principales motivaciones que impulsaron a Orsini en esta carrera política fueron: Terminar con las AFP, promover los derechos de las mujeres, garantizar la salud como derecho, entre otros temas.

«Vivimos en un país muy injusto. Entonces, por un lado, me fui encontrando eso. Y por otro lado, pasó algo que marcó mucho a mi generación (…) Tengo 29 años y el 2011 yo era estudiante de derecho, así que junto a mis compañeros nos organizamos y salimos a la calle, junto a todos los estudiantes de Chile, y también los profesores», cuenta.

Sobre lo mismo, Orsini añade: «Una cosa es querer ser partícipe de los cambios en un partido tradicional, como el Partido Socialista o el Partido Comunistas, que quizás ideológicamente me identificaban. Pero otra distinta es ser parte de la construcción de un partido que se sienta a reflexionar sobre cómo hacer política (…) Nosotros con fuimos los únicos que fuimos a primarias. Somos candidatos porque la gente decidió eso. Y no designados a dedo por nuestras cúpulas».

Se considera 100% feminista. «Si la gente sigue votando por hombres, vamos a seguir teniendo un 15% solamente de mujeres en el Congreso, lo que es una vergüenza (…) Las mujeres reciben un 30% menos de salario por el mismo trabajo. Se nos ha cargado que son las mujeres las que deben cumplir tareas domésticas y reproductivas», critica.

Derecho a negociar

El caballo de batalla de Padilla es velar por un sindicalismo fuerte. Su lucha tiene que ver con reivindicar los derechos laborales de los trabajadores y potenciar la negociación colectiva con empleadores.

«Tenemos que involucrarnos en la lucha política. Ese es el sentido que tiene nuestra candidatura. No es un tema sólo personal, sino que vengo en representación de espacios sindicales (…) Mi candidatura responde a la necesidad de que exista representación sindical en el Congreso».

Las primarias fueron buenas para Padilla, porque validaron su candidatura con votos y no con negociación.

«Con Maite tuvimos las más altas votaciones, dentro de RD, a nivel nacional. Nuestro proyecto como RD y FA, sí tiene sentido en un distrito popular, como el 9. Yendo un poco a contrapelo de la caricatura que se quiere instalar sobre nuestros partidos», destaca.

Por esto mismo, dejó de ser activista sindical para inmiscuirse en esta arena. El sindicalismo-dice- tiene poco alcance en Chile, con sólo 11% de participación de la fuerza laboral.

«Suscribo a la propuesta del FA de que debe existir un nuevo Código Laboral», asevera, para reglón seguido continuar: «A la reforma laboral que hubo le llamo deforma laboral. Fue una mera modificación y marcó retrocesos y no avances en esta materia».

Propone crear una Subsecretaría de Trabajo informal para organizar las políticas públicas en ese ámbito. «También aplicar el monotributo. Es decir, la tributación de trabajadores independientes le permita tener derechos sociales. Eso existe en Argentina», manifiesta.

Proyecto de inclusión

Padilla y Orsini en nuestro medio.

 

Ambos aspirantes al Congreso reconocen los avances en materia educacional del actual Gobierno, mediante la reforma.

«Celebro que se terminara con el lucro en la educación, el copago y la ley de inclusión que termina con la segregación. Y eso es un avance», dice Orsini.

En cuanto a desmunicipaliación, la jurista señaló que Giorgio (Jackson) se abstuvo de votar, que no se debe aprobar tal como está, «hasta que no se modifique lo que planteaba Giorgio». Respecto de la gratuidad, considera  es insuficiente lo que se ha hecho. «Una familia que vive con $700 mil no puede vivir con esto y ala vez costear una universidad privada que cuesta la mitad de eso», plantea.

En tanto, Padilla sostiene: «Valoro avances del Ejecutivo, pero vamos por más. La gratuidad se instaló y tenemos sobre el 50% de gratuidad en educación superior (…) Queremos 100% de gratuidad desde la sala cuna hasta la educación superior. Como FA nos preocupamos de la calidad educativa en todos los niveles».

Los dos coinciden en que hay que erradicar la corrupción de la política.  Cada cual responde lo siguiente:

-Orsini: «No tenemos parlamentarios que a las pesqueras los pauten con correos, ni congresistas involucrados en casos de corrupción (…) Hacemos política desde la ética y no queremos que sea una herramienta para hacerse rico. Queremos y creemos en una profundización y radicalización de la democracia, porque tenemos que subir a la gente al carro de nuestras decisiones (…)  Ojala la gente vote por más mujeres y gente diversa, más dirigentes sindicales, deportistas, dueñas de casa o pertenecientes a mapuches y de la elite también. Sólo así tendremos una democracia más perfecta».

-Padilla: «La invitación es trabajar con transparencia. Una negociación colectiva que se hace a puertas cerradas, es poco transparente (…) Como diputado quiero ser transparente. Ayer como partido RD firmamos ante el Consejo de la Transparencia. Giorgio ha hecho cuentas públicas en el Paseo Ahumada, Plaza Italia, etc.».

Lo que viene 

Confianza no les falta. La posibilidad que resulten electos ambos es difícil, pero no imposible. Se escogen siete diputados en este distrito. Los desafíos para ellos, en tanto, recién después delas votaciones.

«El desafío no termina el 19 de noviembre; ahí recién empieza. Tengo la convicción de que con Pablo vamos a ganar este distrito, y que como RD tendremos dos escaños (…) Quiero mostrarle a los chilenos que podemos hacer una política distinta, con trabajo más territorial y no sólo ser opinólogos en el Congreso. Si no estás conectados con las personas no vas a estar representando sus intereses», opina Orsini.

Mis visión, a modo de conclusión, tiene su «compañero» Padilla: «Creo que ganamos los dos. Vamos aganar el 9. Tenemos una convicción, de que representamos a un sector amplio del distrito 9, pero homogéneos al sentido popular. Queremos ganar y perseveramos en escuchar a la gente y tener en cuenta sus problemas reales».

 

*Sepa más de los candidatos en sus redes sociales y páginas web:

Twitter: @MaiteOrsini@pablopadillarub

Facebook: https://www.facebook.com/rd.maite/https://www.facebook.com/PadillaDiputadoDistrito9/

Instagram: maiteorsini

Web: www.maiteorsini.cl  y www.pablopadilladiputado.cl

  


Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

To Top