Nacional

Ministro Rodríguez Grossi por nuevo Sernac: Exigir los derechos no es un favor

“Quien nada hace, nada teme”, fue la expresión utilizada por el ministro de Economía, Fomento y Turismo, Jorge Rodríguez Grossi este miércoles en su visita a las oficinas de atención al público del Servicio Nacional del Consumidor (Sernac), para explicar el nuevo texto legal que tiene como objetivo que los derechos de los consumidores sean respetados.

“Nosotros no tenemos las esperanza, con este proyecto, de pasar las multas a cada rato. Lo que quisiéramos es no tener que pasarlas nunca, sino que lograr que las empresas se comporten como deben comportarse y que la relación entre ellos y los clientes sean buenas”, enfatizó.

El titular de Economía destacó el apoyo transversal que tuvo la iniciativa en el Congreso con apoyo casi unánime de los parlamentarios y que permitirá contar con un servicio robusto.

“Tras varios años de tramitación, el nuevo Sernac va a tener las atribuciones que lo van a convertir en un instrumento extremadamente útil para los consumidores y para la defensa de sus derechos. Defender los derechos de los consumidores no es pedirle un favor a aquellas empresas que se comportan mal, que son las menos, pero que al ver las críticas que han elevado al proyecto de ley que se aprobó ayer, pareciera que estamos haciendo algo que no debiéramos que es justamente tratar de defender los derechos de los clientes cuando éstos son perjudicados por alguna acción cometidas por las empresas mal comportadas”, sostuvo.

Según Rodríguez Grossi, “al contrario de lo que muchos consumidores piensan, el Sernac no tiene facultades fiscalizadoras, sancionatorias ni normativas. En la práctica, esto tiene como resultado que las empresas no tienen suficientes incentivos para dar respuestas satisfactorias a los consumidores, e incluso, muchas veces, sin siquiera responder a sus clientes. Ello porque la alternativa ante un incumplimiento, es ir a tribunales, lo que siempre tiene altos costos para el consumidor.

El proyecto de ley aprobado este martes por el Congreso establece que las empresas estarán obligadas a responder los reclamos, además, se abren espacios de conciliación para que se lleguen a acuerdos que sean satisfactorios para ambos, dando preferencia a una reparación por sobre la imposición de multas.

Asimismo, el Sernac contará con facultades fiscalizadoras que permitirán detectar con mayor facilidad incumplimientos e infracciones a la ley por parte de las empresas. En aquellos casos en que la solución no sea satisfactoria, el Sernac podrá iniciar un procedimiento sancionatorio para imponer multas a las empresas que no han reparado adecuadamente.

El ministro Rodríguez también respondió a las críticas al proyecto de ley que han surgido desde un pequeño sector del mundo empresarial.

“Yo habría esperado de los dirigentes empresariales que hoy critican este proyecto de ley, estuvieran contentos porque se está mejorando el mercado. Incluso para aquellas empresas que suelen comportarse bien, que hay muchas, ellas debieran estar felices porque se está eliminando una fuente de competencia desleal que hoy existe todavía lamentablemente en la economía”, indicó.

Además, agregó que la capacidad normativa está absolutamente protegida de arbitrariedades, de hecho, si alguien se siente perjudicado con alguna norma, puede recurrir al poder judicial para que se enmiende.

“Esta reforma en particular sería aplaudida por todos los economistas del mundo, porque lo que hace es justamente cumplir o hacer cumplir lo que uno aprende en los primeros cursos de economía, donde te enseñan que en el mercado el consumidor es el soberano, pero cuando el consumidor es abusado porque no se le responde o no se le repone un producto en mal estado, o porque se le ha hecho un mal servicio o se le ha cobrado de más, no es soberano, es un esclavo”, manifestó el ministro Rodríguez.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top