Policiales

Según Aleuy, robos a cajeros automáticos bajaron 85% entre 2011 y 2017

El subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, afirmó que los robos a cajeros automáticos han disminuido en 85% entre 2011 y 2017. De esta manera respondió a una crítica del gerente general de Scotiabank, Francisco Sardón de Taboada

En carta que publica hoy El Mercurio, el subsecretario responde a una de ayer del ejecutivo, en la que Sardón de Taboada llama al Gobierno a modificar la ley que sanciona el robo de cajeros automáticos, “porque -a su juicio- la norma existente no responde adecuadamente al fenómeno delictual. Lo anterior, a raíz del robo sufrido en uno de sus dispensadores en la comuna de Huechuraba”.

“Sin perjuicio del legítimo derecho que tienen todas las personas en nuestro país para manifestar su opinión y de la revisión permanente que debe hacerse de los cuerpos normativos, la evolución de estos ilícitos demuestra la efectividad de la norma, la eficacia de las medidas de seguridad impuestas, el oportuno trabajo de las policías y la activa persecución penal del Ministerio Público”, afirmó Aleuy en su carta.

Agregó que “en 2011, en nuestro país fueron robados 778 cajeros automáticos, a razón de 2,1 diarios. No se trató de una situación aislada, porque al año siguiente, en 2012, fueron 670”.

“Sin embargo, gracias a la coordinación público-privada impulsada desde 2014 (con una participación activa de Scotiabank a través de la Asociación de Bancos); al establecimiento de medidas de seguridad con plazos razonables para su ejecución; al desbaratamiento de bandas especializadas, y a la reducción de los tiempos de respuesta de Carabineros y la PDI, este año 2017, al mes de septiembre, se acumula un total de 83 cajeros siniestrados (promedio de 0,3 diarios), de los cuales el 77% fueron frustrados”, añadió.

“Pasar de 2,1 cajeros diarios robados en 2011 a 0,3 este año, representa una disminución del 85%. Este es un ejemplo nítido de la importancia de trabajar corresponsablemente, donde el sector público y privado se compromete a conseguir un objetivo común. Minimizar sus resultados, relativizarlos o subordinarlos a situaciones puntuales no parece razonable ni comprensible”, enfatizó.

“No solo el Gobierno está llamado a seguir realizando esfuerzos para reducir la delincuencia. El sector privado, con la innovación que debiera caracterizarlo, también debe ajustarse permanentemente a los desafíos que plantea la mutación del delito. Así ha sido -hasta ahora- en este ámbito, y los resultados son significativos”, concluyó Aleuy.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top