Nacional

Papa Francisco en Templo Votivo de Maipú: “La iglesia necesita un rostro jóven”

Con euforia fue recibido el Papa Francisco en su encuentro con los jóvenes en el Santuario Nacional de Maipú. Con gritos, llantos y muestras de alegría, los más de 40 mil jóvenes saludaron el paso del Sumo Pontífice con el grito: “esta es la juventud del Papa”.

Alrededor de las 16:30 horas, el Santo Padre llegó a nuestra capital procedente de Temuco donde efectuó una homilía en La región de La Araucanía y se reunió con representantes de la etnia mapuches y víctimas de la violencia.

En su trayecto en la capital, el Pontífice fue acompañado por miles de personas que salieron a la calle a recibirlo.

Al llegar al Templo votivo de Maipú arriba del papamóvil, Francisco fue recibido con los asistentes con banderas y pañuelos blancos, mientras el intérprete oficial del himno de la visita en Chile, Américo cantaba la canción titulada “Mi paz les doy”.

Un Francisco mucho más distendido que en las otras actividades, dijo “yo también estoy gozoso de estar con ustedes”, al iniciar su locución que superó la media hora.

En su discurso, el Papa efectúo un llamado a la juventud a renovar a la iglesia, haciendo referencias a las nuevas tecnologías, al grupo musical chileno La Ley, los sueños juveniles y varias alusiones a san Alberto Hurtado, a los que le pidió que usaran como contraseña de vida, la frase más famosa del creador del Hogar de Cristo: “¿Qué haría Cristo en mi lugar?”.

Su Santidad indicó que “madurar es hacer crecer los sueños e ilusiones, no bajar la guardia y dejarse comprar por dos chirolas”

“Yo sé que el corazón de los jóvenes chilenos sueña a lo grande, no solo cuando están un poco apuraditos, siempre sueña a lo grande. Porque de estas tierras han nacido experiencias que se han ido multiplicando a lo largo de otros países”, dijo el Papa.

” La iglesia necesita que ustedes saquen el carné de mayores de forma espiritual y nos digan qué está mal (…) ¡Cuánto necesita la Iglesia chilena de ustedes, que nos muevan el piso y nos ayuden a estar más cerca de Jesús! Sus preguntas, su querer saber, su querer ser generosos son exigencias para que estemos más cerca de Jesús(…) “, sostuvo.

En dicho contexto, el Santo Padre señaló que “es importante que ustedes hablen, que no se dejen callar. (…) Que hablen con valentía, que digan lo que sienten. (…) Que nos ayudemos a que la Iglesia tenga un rostro joven”.

Asimismo, el Santo Padre efectuó un llamado a amar a su tierra, señalando que “si ustedes no aman a su patria, no podrán amar a Jesús. Si no son patriotas, no patrioteros, no van a lograr nada en la vida. Quieran a su tierra, den lo mejor de ustedes por su Chile”.

En este sentido, Francisco hizo una comparación entre la señal de la batería, las conexiones a las redes wifi con la fe, la cual pierde sentido si no se mantiene estable en el tiempo. En este sentido, les pidió a los jóvenes usar como contraseña la mencionada frase del padre Hurtado.

“Déjenme contarles una anécdota. Charlando un día con un joven le pregunté que lo ponía de mal humor. Él me dijo: “cuando al celular se le acaba la batería o cuando pierdo la señal de internet». Le pregunté “¿Por qué?, el me respondió padre es simple, me pierdo de todo lo que pasa en el mundo (…) sin la conexión con Jesús terminamos ahogando nuestros sueños y nuestras ideas”, remarcó.

El Papa interrumpió sus palabras y pidió orar por dos personas que sufrieron una descompensación para proseguir con su apasionado discurso. Tras ello abandonó el templo para dirigirse a la Universidad Católica.

  


  


Comentarios
To Top