Entrevista Exclusiva

Jaime Escudero Presidente PPD RM: “Nuestro domicilio político debiera ser la antigua Concertación”

Jaime Escudero ex concejal, y alcalde de Pirque del PPD, y actual presidente metropolitano de la colectividad, conversó en exclusiva con Fortín Mapocho, para analizar el presente y futuro del Partido por la Democracia.

Como primera aproximación al tema Escudero señala: “A partir de la derrota electoral que tuvimos en las ultimas parlamentarias, se nos vino la noche… yo también tuve una dura derrota en lo personal, entones entramos en una crisis, que nos ha llevado a reflexionar profundamente en nuestro partido y su futuro, y el sábado tendremos nuestro Consejo Nacional que esperamos despeje muchas dudas al respecto”.

Consultado acerca de el reconocimiento de esa derrota, algo poco común en la política chilena Jaime Escudero no deja lugar a dudas: “Ha sido bastante duro, pero creo que la única manera de superar una derrota como esta es primero asumirla, tuvimos un mal resultado electoral, particularmente en la Región Metropolitana, lo que me afecta mucho, nos fue muy mal”, añade también el militante PPD: “Yo partí hace muchos años en esto de las campañas, como concejal, y esta es la primera vez que me preguntaban en la calle ¿De qué partido es? y sentí el rechazo ciudadano, la gente nos castigó por  nuestros propios errores, nos castigó por haber abandonado banderas de lucha que el PPD alzó en el pasado, nos castigó por practicas de nuestros militantes que la gente reprueba y asocia con irregularidades…. y fue doloroso, particularmente para mi, que ingresé a la política precisamente porque existía el PPD, siempre he pensado que si no existiera el PPD, tendríamos que crearlo, porque habríamos muchos que nos quedaríamos sin opción de estar en política”.

¿Cual es la autocritica que usted hace como dirigente del Partido?

“La Directiva Nacional lo primero que hace después de la elección es poner a disposición sus cargos, y quise renunciar inmediatamente también, pero la decisión colectiva fue poner a disposición todos los cargos dirigenciales del partido para que sea el Consejo Nacional de este sábado el que resuelva, la idea es no generar más polémicas, sino resolver la crisis, yo no vine de ningún otro partido, soy PPD “químicamente puro”, y espero que esta crisis sea también una oportunidad de resolver la crisis de nuestra colectividad. Esta crisis no la advertimos, como tampoco advertimos al Frente Amplio y la tremenda votación que obtuvo, y para los que se consuelan con la derrota de la DC, ellos hicieron una apuesta, que no dio los frutos que ellos esperaban, cierto, pero era una apuesta arriesgada, todos lo sabíamos, en cambio nosotros ni siquiera sospechamos una derrota tan dura, simplemente caímos a un abismo que no vimos venir, y al otro día no sabíamos que había pasado, sin embargo, después del shock, hemos asumido con seriedad la crisis, y hemos empezado a trabajar en un proceso de reflexión importante y muy en serio, ya incluso hemos trabajado en comisiones respondiendo preguntas y buscando devolver al partido a su espacio político natural, todos nuestros lideres han estado presentes, en ese sentido el consejo metropolitano acordó por ejemplo que era muy necesario tener un congreso ideológico, para definir bien nuestro norte político, y para que ilumine nuestra política de alianzas.”

¿Considerando la coyuntura política actual, bien vale la pena reflexionar sobre la historia del partido… el PPD nació hacia finales de los 80 para cobijar a todos quienes no venían del mundo político tradicional, o no se sentían interpretados por esos partidos, y que estaban contra la dictadura y por recuperar la democracia, pero después de los noventa se cuestionó si debía seguir como partido pues había nacido como instrumento de lucha, por qué se decidió continuar el partido?

“Coincido con ese análisis, pero quisiera precisar que no es que se decidiera continuar con el partido, sino que en la practica, llegó un momento en que el PPD no puede abandonar ciertas banderas de lucha que nosotros interpretábamos, y nadie más lo hacía… esta guagua que nació en los 80, en los 90 se sacó los pañales, se tomó unos vigorizantes y creció muy muy rápido y fue capaz de interpretar las necesidades y aspiraciones de la sociedad chilena desde una mirada moderna, progresista desideologizada y laica, que pudo levantar banderas importantes como el fin de la censura, la necesidad de una ley de divorcio, y avanzamos en los llamados temas valóricos, poniendo al día a la clase política con los avances de la sociedad en la materia, y lo seguimos haciendo luego, aunque ahora nadie se acuerde, como por ejemplo con el matrimonio homosexual, la adopción homoparental, el aborto, etc porque  creíamos necesarios esos debates y devolverle la libertad a los ciudadanos para que decidieran sin esperar a que el Estado lo hiciera por ellos. El partido crecía en diversidad y se enriquecía con ella, había sectores liberales, de izquierda incluso hasta de centro derecha en su interior, y convivían armónicamente en la lógica de interpretar las necesidades de la ciudadanía, había izquierda en el partido, pero también había centro… y eso lo hemos ido perdiendo, y eso ha sido un error, abandonamos un centro político liberal, que no lo interpretaba la DC ni los radicales, y nos izquierdisamos, no se bien cómo, y giramos hacia la izquierda, lo que creo fue un gran error, porque este partido podía sentarse a conversar con los conservadores o los más extremos hacia la izquierda, y perdimos esa condición”.

¿Y cómo puede el PPD volver a tener la capacidad de interpretar a la sociedad chilena?

“Estamos buscando la receta, los errores del partido y sus militantes opacaron la frescura con que la gente veía el liderazgo del PPD, nos vimos envueltos en financiamiento irregular de la política, cuando nuestros militantes protagonizaron actitudes alejadas de la ética, hipotecamos mucho del capital político que habíamos conseguido interpretando a la ciudadanía. Hay quienes dicen que la crisis se debe por ejemplo a que en nuestro partido convivían, el promotor de hidroaysén y su más enconado detractor, lo que era visto como incongruente, y la verdad es que lo que hemos perdido es precisamente esa riqueza, que permitía que ambos estuvieran en nuestro partido y expresaran sus opiniones y opciones, nuestro partido podía interpretar distintas visiones, y perdimos también la tolerancia interna de esas visiones, lo que espero podamos recuperar a partir de nuestra reflexión interna. Debemos definir en un congreso ideológico, como lo propone la región metropolitana que encabezo, nuestra identidad política y nuestro futuro, y conforme a esos lineamientos buscar los liderazgos internos que puedan encabezar un proceso de renovación del partido, no al revés, no creemos que haya que buscar nombres, que los hay, y muy buenos dichos sea de paso, antes de definir lo que queremos como partido representar. También es necesario que haya competencia interna, no es el tiempo de los acuerdos, necesitamos que las distintas sensibilidades del partido se expresen”.

Consultado por la forma y tiempos en que se resolverán las disyuntivas partidarias, Escudero aclara: “Primero que todo quiero decir que en el PPD no sobra nadie, tenemos que cuidar nuestros liderazgos, y respecto a los hitos, el sábado es el Consejo Nacional que resolverá sobre nuestros cargos y la fecha de la elección que probablemente sea en abril, aunque hay otras opciones como esperar a julio cuando correspondería según estatutos renovar la directiva o incluso otros plantean otras fechas, eso será parte del debate del sábado, mi impresión es que esta directiva debiera llevar adelante la transición”.

¿Hay una caricatura profusamente difundida en los medios, y según la cual Guido Girardi “manejaría” el PPD a su amaño, como ve esa imagen difundida, y cuanto pasa la cuenta al partido esa clase de caricaturas?

“Esa caricatura muy mal intencionada es dañar al partido y su imagen, lo primero es recordar que el liderazgo de Girardi se sustenta en representación popular, el sacó más de 300 mil votos en su elección senatorial, es el más votado del país y la gente vota por quien trabaja, y Girardi lo hace y mucho, el se ha ganado ese espacio, por ejemplo es el generador más importante del Congreso Futuro, es decir, innova y pone temas nuevos sobre la mesa”.

¿A propósito del Congreso Futuro, esos son temas relevantes hoy para la ciudadanía, aunque no parezcan, cómo se abordan desde la política?

“Hoy entramos a un supermercado o una tienda y hay cada día menos operarios, que pasará con la robotica que ya vivimos a diario, tendremos menos empleo? no lo sé… ese es un tema importantisimo y que a la gente le preocupa mucho, qué hacemos con  nuestro litio, seguiremos exportando polvo para después comprarlo de vuelta en  baterías, los autos eléctricos son la tendencia y por tanto el uso del litio será trascendente en nuestro desarrollo, y qué estamos haciendo en ese sentido…? Esos son los debates que vienen, y estoy seguro que el PPD es el llamado a liderar esos debates y reencantar a la sociedad chilena con un liderazgo moderno”.

¿Se transformó en “partido tradicional” el PPD?

“Probablemente, el poder y su ejercicio, hacen que las razones de Estado te obliguen a tomar decisiones impopulares, y eso pasa la cuenta, pero hay que ser responsables, y pese a eso, estoy seguro que si Pedro Aguirre Cerda estuviera vivo o Balmaceda estuviera vivo… estarían en el PPD… y si no existiera, habría que crearlo… y esa impronta es la que debemos recuperar, un partido liberal, moderno, progresista, laico, pluralista, tolerante y con la flexibilidad para adecuarse a los tiempos y poder interpretar los nuevos temas de la sociedad”.

¿Respecto de los nombres que pueden liderar el PPD, qué le parecen los que han circulado?

“Primero que todo, reiterar que antes de nombres hay que definir el partido que queremos y lo que queremos representar, dicho eso, hay muchos y muy buenos nombres en el PPD, Marco Antonio Núñez, los senadores Lagos y Harboe, Francisco Vidal que ha trabajado mucho en este proceso de reflexión interna junto a nosotros, es decir, hay liderazgos muy potentes en el partido, y lo importante es que haya competencia interna, en la que, en lo personal, estoy disponible para participar en ella”.

¿Respecto a los dichos del canciller Muñoz sobre la política de alianzas del partido, que puede decirnos?

“Una de las primeras conclusiones políticas de nuestra reflexión al interior del consejo metropolitano es que el domicilio político del partido debiera ser la antigua concertación, debemos reflotar ese eje de centro izquierda”.

 

 

  


  


Comentarios
To Top