Justicia

Corte Suprema aprobó “Política de igualdad de género y no discriminación”

El Pleno de la Corte Suprema informó que durante la jornada del viernes pasado aprobó la primera “Política de igualdad de género y no discriminación” del Poder Judicial de Chile.

El organismo a cargo de promover la implementación de esta política y evaluar y monitorear el cumplimiento de sus objetivos, será la Secretaría Técnica de Igualdad de Género y No Discriminación, aprobada por el Pleno de la Corte Suprema en 2016 y que comenzó a prestar funciones en julio del 2017.

La nueva política tiene por objetivo articular las acciones necesarias para incorporar “la perspectiva de género y derechos humanos en todo el quehacer del Poder Judicial”.

Según explica el más alto tribunal del país, la puesta en marcha de esta nueva normativa “implica que el servicio que presta la institución en todos sus ámbitos, fases y niveles, tome en consideración la distinta situación que experimentan las personas y los distintos papeles que éstas desempeñan, cualquiera sea su sexo, edad u otra condición”.

El documento reconoce dos ámbitos de aplicación estrechamente relacionados: uno interno, que engloba todas aquellas acciones tendientes a promover el disfrute de espacios de trabajo igualitarios y libres de violencia y discriminación por parte de quienes integran el Poder Judicial; y otro externo, referido al desarrollo de políticas y acciones dirigidas a garantizar la igualdad y la no discriminación de todas las personas en el acceso a la justicia.

Asimismo, se orienta en base a los siguientes principios rectores y ejes estratégicos: igualdad, no discriminación de género, enfoque de género en el acceso a la justicia, no violencia de género y participación e inclusión, y hace suyos los valores del Plan Estratégico 2015-2020 del Poder Judicial.

Esta decisión del Pleno se da exactamente a tres años de la primera iniciativa del Poder Judicial en esta materia, cuando la Corte Suprema aprobó el 2 de febrero de 2015 una propuesta de trabajo, presentada por la ministra encargada de los asuntos de género, Andrea Muñoz.

Esta iniciativa contemplaba una serie de acciones a corto y mediano plazo, destinadas a incorporar la perspectiva de igualdad de género en el Poder Judicial chileno. El instrumento consideró el primer “Estudio diagnóstico de la perspectiva de igualdad de género en el Poder Judicial Chileno” y la realización de acciones específicas en materia de capacitación, sensibilización y difusión.

Entre las diversas acciones ejecutadas se realizaron talleres en cada una de las diecisiete Cortes de Apelaciones del país, así como con actores relevantes vinculados al quehacer judicial. El proceso fue acompañado por un análisis exhaustivo de la normativa nacional e internacional en la materia, con miras a determinar las obligaciones en materia de igualdad. Asimismo se examinaron los avances en la Cumbre Judicial Iberoamericana y las políticas elaboradas por otros poderes judiciales de la región.

  


Comentarios
To Top