Política

Los rostros de derecha que se están quedando sin cargos: Por culpa de los partidos

De acuerdo con información publicda por Cambio21.cl, algunas figuras políticas de Chile Vamos se están quedando sin cargos.

Aunque sonaban fuerte para subsecretarios e intendentes en el segundo gobierno de Sebastián Piñera, al parecer, no tendrían ningún cargo en el Ejecutivo.

Hablamos de aquellos nombres propuestos por los partidos Renovación Nacional (RN) y la Unión Demócrata Independiente (UDI), entre ellos los diputados Andrea Molina (UDI), Gustavo Hasbún (UDI) y José Manuel Rojo Edwards (exRN), derrotados en la elección senatorial pasada, al igual que la senadora Lily Pérez (Amplitud), sumada a la diputada Karla Rubilar, que no quiso repostularse, los excandidatos a diputados Carlos Cruz-Coke (RN) y Julio Isamit (Ind.) y la concejala de Puente Alto Bernardita Paul Ossandón, los que fueron elegidos en esta especie de “lista negra”.

Mientras los destinos para Pérez, Hasbún y Edwards siempre fueron desconocidos, Molina sonó con fuerza para la cartera de Mujer y Equidad, Rubilar en Salud, Cruz-Coke e Isamit en Desarrollo Social y Presidencia y Paul en Vivienda.

Otros que se agregan son Sylvia Eyzaguirre, Aldo Casinelli y Hernán Larraín Matte. La primera es investigadora del Centro de Estudios Públicos y militante de Ciudadanos de Andrés Velasco y fue sondeada como ministra o subsecretaria; el segundo dirige el Instituto Libertad (RN) y fue “papable” para Desarrollo Social, y el tercero es uno de los fundadores de Evópoli y se mantiene de pie para asumir la intendencia metropolitana, puesto que también está disputando Jorge Saint-Jean, expresidente del mismo partido.

Tomás Duval, analista de RN, descartó a Cambio21, que estos y otros nombres conocidos por la opinión pública terminen designados como gobernadores, jefe de servicio o embajadores por el nuevo gobierno.

“Es complejo que ello vaya a suceder. Sin embargo, pueden existir otros cargos si el Presidente así lo estima y de acuerdo a las competencias necesarias para asumir esos desafíos, comentó a Cambio21.

“Lo otro es que puedan no tener ningún cargo en el gobierno. No necesariamente por haber sido ‘ex’ van a tener que ser tomados en cuenta para un cargo”, advirtió.

¿La “ayuda” de los medios de prensa cercanos a la derecha terminó siendo un salvavidas de plomo que “quemó” a los candidatos? Según Duval, “es mejor definirse y optar por un cargo específico que aparecer en una multiplicidad, dado que es como decir ‘colóquenme donde esté’”.

“Estar en un gobierno es otra cosa y no se trata de ese tipo de política en este minuto. Efectivamente la sobreexposición a veces puede ser perjudicial para algunos”, insistió.

“La prensa es un poder que es importante y que influye en las decisiones, pero no siempre para bien”, asegura Eduardo Salas, secretario general del PRI.

“Muchas veces el pluralismo y la democracia merecen una prensa libre. Sin embargo, lo que resuelve o decide el Presidente de la República, que es el que tiene el poder y las facultades exclusivas, es lo esencial acá. Y creemos que lo ha hecho de la mejor manera posible”, indicó a este diario.

A juicio del dirigente, que fue asesor de la Segprés en el primer gobierno de Piñera, “nunca nada es perfecto”.

“De acuerdo a los que nos dijo él mismo a todas las directivas de los partidos, la idea era hallar el equilibrio en los partidos, con personas con capacidad y en distintos roles, y no solo a nivel académico, sino que otras de carácter territorial y social también”, manifestó.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top