Justicia

Caval: Fiscalía descarta “extorsión” a Compagnon y dice que acusación “no tiene asidero en la realidad”

La Fiscalía Regional de O’Higgins desvirtuó las acusaciones de “extorsión” realizadas este lunes por la esposa de Sebastián Dávalos, Natalia Compagnon, quien aseguró que el persecutor a cargo del caso Caval Sergio Moya le pidió que aceptara los cargos en un juicio abreviado a cambio de no formalizar a su marido.

En un comunicado de prensa, el ente persecutor de la región de O’Higgins, aseguró que dichas imputaciones “no tienen asidero con la realidad” y de paso responsabilizaron a los defensores de los investigados, Antonio Garafulic y Carlos Fierro de intentar que sus representados dejen de ser indagados. En el documento explican que en la tarde del pasado 1 de marzo ambos abogados pidieron una reunión urgente con Moya. “En la oportunidad plantearon tener bajo su custodia un disco duro interno de un computador personal del co imputado Mauricio Valero, en el cual se contendría información referente a la sociedad Caval como así también información de carácter privada de dicha persona (mails, fotos, y otros)”, añade.

El texto agrega que en la cita, Garafulic y Fierro “condicionaron la entrega de dicho soporte informático a que la Fiscalía de O’Higgins cesara y pusiera término a las investigaciones y causas pendientes de los imputados Natalia Compagnon y Sebastián Dávalos, (Caval principal y estafa Gonzalo Vial) y les asegurara, según sus dichos, que no serían perseguidos penalmente por la información que pudiere contenerse en el citado soporte informático, y que eventualmente pudiera afectarles”.

“Ante dicho planteamiento la Fiscalía de O’Higgins rechazó el ofrecimiento por no ajustarse a derecho, por no constar la forma de obtención de referido soporte informático y su legitimidad, informando que seguirían adelante las indagatorias que les afectaban y que se instaría por la realización de la audiencia de preparación de juicio oral en la causa principal denominada Caval, la cual dichas defensas tenían la intención de suspender”, afirma el ente persecutor.

En ese sentido, ya pidieron a un equipo del OS-9 de Carabineros que se haga cargo de investigar el origen y el contenido del mencionado disco duro para lo cual “se han dispuesto citaciones e instrucciones”. “Entendemos que el rechazo a los planteamientos descritos de los abogados defensores, ha motivado la acusación de una supuesta ‘extorsión’ sufrida por parte de una de las imputadas, y que no tiene asidero en la realidad. Como ya se ha dicho la Fiscalía de O’Higgins seguirá adelante con las actuaciones investigativas y procesales que sean necesarias para obtener los pronunciamientos judiciales necesarios que acrediten la existencia de los delitos y que sancione a sus responsables”, finaliza el comunicado.

Fuente: El diario de Cristián online

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top