Nacional

Seremi de Salud RM recomendó tener cuidado con el pescado en vísperas de semana santa

La seremi de Salud de la Región Metropolitana, Rosa Oyarce, inspeccionó esta mañana el Mercado Central de Santiago, donde constató las condiciones de almacenamiento y expendio de los productos del mar y entregó recomendaciones a la población para evitar intoxicaciones alimentarias.

En el lugar que es uno de los más importante en el expendio de productos del mar, Oyarce destacó que “el gran volumen de ventas que genera este recinto, especialmente en Semana Santa, es una de las razones por las que estamos presentes en el Mercado Central supervisando que se encuentren las condiciones adecuadas de higiene y conservación de los diversos productos del mar”.

En 2017 en período de Semana Santa se registraron 7 brotes de enfermedades de transmisión alimentaria (ETA), que afectaron a 15 personas a intoxicadas por consumo de pescado o mariscos en el hogar; por este motivo la seremi de salud RM recomendó “comprar siembre en locales establecidos y que el traslado de productos del mar desde la compra hasta el destino final, no tarde más de una hora”.

Junto con ello, Oyarce recomendó a quienes cocinen en el hogar “lavarse las manos previamente y poner en una tabla o recipiente por separado cada uno de los productos. Limpiar bien los utensilios o cuchillos y no ocupar los mismos para las otras preparaciones, ya que hay que evitar la contaminación cruzada”.

La autoridad sanitaria también sugirió utilizar todos los sentidos antes de comprar los productos del mar para corroborar que estén frescos “las personas deben observar que los pescados tengan sus agallas bien rojas y ojos brillantes. Tocar para corroborar que la carne está firme, dura al tacto y las escamas no se desprenden. El olor debe ser característico y no a descompuesto. Los mariscos siempre tienen que estar vivos, a no ser que se mantengan congelados, poseer el caparazón cerrado o cerrar su coraza al tacto cuando estén medianamente abiertas y no tener manchas ni tumores de colores oscuros”.

Los síntomas de una intoxicación se presentan 24 horas después del consumo de pescados y mariscos. Se manifiesta un cuadro intestinal agudo, diarrea, dolores abdominales, calambres, deshidratación, cólicos, a veces náuseas, vómitos, fiebre y dolor de cabeza. La intensidad del cuadro es variable, de un período de 3 a 5 días.

Según la seremi, si las personas manifiestan alguno de estos síntomas tras el consumo de un alimento sospechoso “deben concurrir a la brevedad a un centro asistencial para que se realice una evaluación del cuadro y se notifique a nuestra institución, para la investigación epidemiológica correspondiente y fiscalización del lugar de origen, si es que se ha producido en un local”.

Durante la campaña de fiscalización 2018 de semana santa, en la Región Metropolitana se han efectuado cerca de 514 fiscalizaciones, con 66 sumarios sanitarios, lo que representa un 13% de incumplimiento y se han decomisado 159 kilos de productos del mar.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top