Nacional

¿Quién le pasó la cuenta A Villalobos?: Carabineros no lo invitó ceremonia oficial de entrega del mando

Sólo ocurrió cuando el General Director de Carabineros Eduardo Gordon, hoy formalizado por el fraude en Carabineros debió ocupar el mando luego de que José Alejandro Bernales falleciera, junto a otras cinco personas en un accidente aéreo en Panamá.

Otro momento similar a la crisis que hoy pasa la institución de Carabineros, fue en el año 2011, cuando el General Director Eduardo Gordon debió renunciar, luego que se le sorprendiera cambiando un parte policial en un accidente protagonizado por su hijo. En ese momento tan complicado para la institución, Gordón le entregó en una ceremonia el bastón a Gustavo González Jure. Porque señalamos que fue un momento similar al actual, en extrito rigor, Gordón había dejado el cargo siete días antes, donde también hubo un General Director Subrrogante.

Esta mañana la tradición fue destruída ya que fue el General Director Subrrogante Pineda quien entregó el bastón de mando. Bruno Villalobos Krumm señaló al Diario La Tercera que no fue invitado al el evento, pese a que tenía ya armado su discurso de despedida.

“¿Fue usted invitado al cambio de mando en Carabineros?
-No. Esto ocurrió por primera vez. Lo importante es que estaba en mi interés participar. No me invitaron y se rompió un rito de una cultura institucional.”

Escueto y sin aceptar más preguntas, confirma así a La Tercera PM que su ausencia en el acto oficial responde a una decisión de la actual administración a cargo de Hermes Soto Isla. Y aunque no quiso dar más detalles, en el entorno de Villalobos atribuyen esta situación a una decisión política de La Moneda que apuntaba a evitar un encuentro de las autoridades con el General (R).

Cercanos a Villalobos Krumm confirman que le transmitió a su sucesor su disposición a participar del acto en la Escuela de Oficiales de Carabineros y que sólo le solicitó que le confirmara con unos días de antelación la fecha en que se desarrollaría el evento para que su esposa, Patricia Acuña, quien se desempeña en un alto cargo universitario, y sus hijos pudieran acompañarlo. Tras el contacto inicial, sin embargo, no hubo otros acercamientos.

Un miembro actual del alto mando acota que, más allá de las diferencias personales entre Soto Isla y Villalobos Krumm, para la organización uniformada este tipo de actos son simbólicos y que es una mala señal que sean empañados por la coyuntura.

En el acto de Carabineros,  Piñera guardó silencio sobre la ausencia del Ex General Villalobos, solo se remitió a señalar: “ veo con mucha tristeza y preocupación cómo la imagen de esta noble institución se ha visto dañada y opacada por conductas altamente reprochables y reñidas por la ley y de su cultura”

  


Comentarios
To Top