Denuncia

Entre enero y abril 2018, aumentan en un 33% denuncias de acoso sexual y laboral ante la Dirección del Trabajo

Las denuncias por acoso sexual en ambientes laborales han experimentado un alza ante la Dirección del Trabajo. Según cifras entregadas por esta repartición, a nivel nacional se registraron 101 acusaciones entre enero y abril de 2017, mientras que este año 2018, a igual fecha, hubo 135 reportes, es decir, un aumento del 33%.

La información la publica hoy El Mercurio, que también consigna que respecto del acoso laboral, en el mismo cuatrimestre hubo 642 denuncias el año pasado, mientras que este año se interpusieron 627. En todo el año 2017 hubo 2.409 denuncias por acoso laboral, de las cuales 686 correspondieron a la Región Metropolitana, equivalente al 28,4%.

Según explicó el subsecretario del Trabajo, Fernando Arab, el acoso sexual está tipificado no solo en una relación jerárquica (jefe-subordinado), sino también entre compañeros de trabajo, y puede ser de naturaleza heterosexual (de hombre a mujeres y viceversa) u homosexual.

El acoso en este ámbito está definido como un requerimiento sexual indebido, sin consentimiento de la víctima. Lo que busca este requerimiento es “perjudicar o amenazar las oportunidades de empleo dentro del lugar de trabajo”, precisó Arab.

A juicio del subsecretario, el aumento de las denuncias en la Dirección del Trabajo por esta problemática obedece “a que los trabajadores conocen más sus derechos y han ido perdiendo el miedo a denunciar casos de acoso sexual”.

A esta apertura han favorecido, planteó, las denuncias nacionales e internacionales que se han hecho públicas. “Efectivamente creemos que han abierto a los trabajadores chilenos la posibilidad de sentir que también pueden denunciar y así, visibilizar casos que en el pasado muchas veces se escondían”.

Según la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) hasta hace dos años este problema no era denunciado y quienes lo hacían eran el mínimo. “Pero hoy día, con toda esta apertura y conocimiento de que se pueden hacer estas denuncias en la Dirección del Trabajo, las afectadas se han (atrevido) a efectuarlas”, señaló la vicepresidenta de la Mujer e Igualdad de Género, Julia Requena.

En su opinión, el acoso sexual en ambientes de trabajo se daría generalmente en relaciones jerárquicas, en que, por ejemplo, una jefatura le exige a una subordinada salir a una cita, bajo amenaza de despido.

“Pero al hacer las denuncias, no ha habido una buena recepción. Porque cuando el acosador se entera que fue denunciado ante la Dirección del Trabajo, para evitar el problema despiden a la afectada y el acosador sigue trabajando”, dijo la dirigenta

Para César Toledo, profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad Diego Portales, la actual ley 20.005 que tipifica el acoso sexual “es poco garantista” para el trabajador y da solo 30 días hábiles a la Dirección del Trabajo para emitir una opinión.

Agregó que la denuncia “no se traduce en una suerte de indemnizaciones al trabajador o trabajadora, ni en medidas reparatorias”.

Las cifras de aumento “me dicen bastante poco, y me parecería más significativo saber cuál fue el destino de esas denuncias”, afirmó a El Mercurio.

  


Comentarios
To Top