Congreso

Senado rechazó derogar “ley seca” en elecciones “ha ido quedando obsoleta (…) los tiempos son otros”

Por 16 votos en contra, 13 a favor y 3 abstenciones, la sala del Senado rechazó el proyecto que modifica las leyes 20.640 y 18.700, en lo relativo a la designación de vocales y a la prohibición de venta de bebidas alcohólicas en los procesos electorales.

El proyecto partió como moción presentada por los senadores Pedro Araya y Felipe Harboe, y los ex senadores Alberto Espina, Hernán Larraín y Manuel Antonio Matta, y al ser rechazado no seguirá su tramitación.

La moción proponía que en las elecciones primarias en que participe solo un partido político o pacto electoral, únicamente podrán ser designados vocales de mesa quienes militen en los partidos participantes en dicha elección o los independientes.

Asimismo, se postulaba el terminar con la prohibición de venta de alcohol durante un acto eleccionario o plebiscitario, disposición más conocida como “ley seca”.

Si bien sobre el expendio de bebidas alcohólicas se registraron solo algunas objeciones y la mayoría coincidió en que es anacrónica, esta moción fue finalmente rechazada.

En lo referido a los vocales -a juicio de los detractores- se dejó constancia de que vulneraría la propia Constitución, ya que la nómina de militantes es reservada y no se puede hacer pública.

Durante el debate, el senador Pedro Araya manifestó que la prohibición de venta de alcohol en elecciones “ha ido quedando obsoleta (…) los tiempos son otros”.

Sinnembargo, el senador José Miguel Insulza dijo que no estaba de acuerdo con ninguna de las dos ideas básicas. “Para las primarias no veo ninguna razón por la que los vocales deban ser militantes; se supone que las obligaciones son de todos los ciudadanos por igual. (…) Y no sé en qué puede perjudicar a alguien la prohibición de vender bebidas alcohólicas; a no ser que veamos más filas donde se vende alcohol, que donde se va a votar”, esgrimió.

En tanto, el senador Víctor Pérez señaló que se debe avanzar para que un día de elecciones “sea lo más normal posible” y no afecte la vida cotidiana de las personas, por lo que para eliminar la prohibición de venta de alcohol “estoy abierto al debate, pero creo que habría un retroceso si los vocales son solo militantes”.

Para el senador José Durana, las primarias son “un acto democrático y participativo, por lo que llama la atención el que los vocales sean solo militantes. (..) Ahora con respecto a la restricción de la venta de alcohol, no debiera tener problema para impactar lo menos posible en la vida cotidiana”.

Por su parte, el senador Juan Pablo Letelier indicó que “personalmente creo que este es un debate oportuno. La prohibición del expendio de alcohol corresponde a otras épocas, pero son épocas superadas”.

La senadora Luz Ebensperger hizo presente el respaldo a la moción, pues hay que “hay que legislar de acuerdo a lo que ocurre diariamente y la prohibición queda obsoleta. Ahora, con respecto a los vocales creo que debe haber una discusión más pormenorizada, pero no comparto que se diga que se está obviando la Constitución”.

“Tengo varias dudas con este proyecto”, manifestó la senadora Isabel Allende, “porque se mezclan dos temas totalmente diferentes. Entiendo que quien quiera consumir alcohol durante las elecciones lo va a hacer, pero prefiero que se mantenga la prohibición. La pregunta es a quién beneficia y a quién perjudica (…)”.

Por último, el senador Ricardo Lagos Weber destacó el debate, pero coincidió con que se tratan dos temas distintos. “Doy por entendido que la prohibición de la venta de alcohol es anacrónica. Y con respecto a los vocales de mesa, el Estado, para hacerlo más llevadero dispuso un estipendio. Sin embargo, si el voto es voluntario, por qué se está obligando a ser vocal. Si todos fueran a votar no tendríamos esta discusión”, argumentó.

  


Comentarios
To Top