Manifestación

Comunidad escolar de colegio en Maipú protesta por abuso sexual contra alumna de Primero Medio

Apoderados y alumnos del Colegio Terraustral Oeste en Maipú, protestaron en las afueras del recinto tras una denuncia de abuso sexual contra una estudiante de primero medio del establecimiento, hecho que habría ocurrido hace poco más de una semana. Denunciaron, además, la falta de seguridad y presencia de drogas al interior del recinto escolar.

Agustina Quiroz, presidenta del centro de alumnos del recinto, dijo que “hay una denuncia de abuso al interior del colegio y tráfico de droga, y el colegio, ante esta situación, tiene malas prácticas y no posee un protocolo que defienda ni a las víctimas ni a estos niños que son abusados”. Agregó que la joven que denunció el abuso fue humillada por la inspectora general.

“Es realmente preocupante que personas que están a cargo de 3.000 alumnos no sepan manejar una situación tan importante como una denuncia de abuso sexual dentro del establecimiento. Había una profesora a cargo de la clase y esto ocurrió en medio de la sala. A los días después se lleva el caso a la Inspectoría y el colegio al no tener un protocolo se toman pésimas decisiones, comenzando porque llegan unos compañeros a defender a la involucrada y se los tiene cinco horas en una sala sin salir”. Como centro de estudiantes exigimos que haya protocolos desde ahora”, que haya capacitaciones para los profesores, para inspectores, porque no es el primer caso dentro del colegio. “Durante los años ha habido diferentes (situaciones) y el colegio nunca ha sabido qué hacer”, dijo la dirigenta estudiantil.

Los hechos se habrían producido en una clase de Lenguaje cuando un grupo de estudiantes de primero medio tomó Zopiclona, medicamento recetado comúnmente para tratar problemas de ansiedad e insomnio. Drogados, en medio de la sala, unos cinco alumnos obligaron a una compañera que también consumió la pastilla, a posar para videos de contenido sexual.

La presidenta del Centro de Padres del recinto, Diana Morales, acusó falta de seguridad y supervisión en el colegio y agregó que el medicamento fue comprado a otro alumno en el mismo establecimiento. “Los chiquillos estaban bajo los efectos de esta droga, que se compró al interior del colegio. Los protocolos son pésimos, el colegio no encontró nada mejor que bajarle el perfil, primero, y luego por la exigencia de este Centro de Padres, hizo la denuncia el día viernes y ya está en curso“, dijo.

La comunidad escolar pidió la desvinculación de la profesora de Lenguaje que presenció el hecho.

  


Comentarios
To Top