Derechos Humanos

Bajas condenas a ex jerarcas de Colonia Dignidad desatan duras críticas

La Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad expresó, por medio de una declaración pública, su descontento ante el reciente fallo de la Corte Suprema que condenó a ex jerarcas de Colonia Dignidad y a un ex agente de la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina), por el delito de secuestro y torturas contra 48 ciudadanos y ciudadanas chilenas, en 1975.

Ante este suceso, la entidad señaló que “La causa fue iniciada por denuncia criminal interpuesta por ex prisioneras y prisioneros políticos secuestrados en Talca entre abril y mayo de 1975, en operativos de noche, organizados por la DINA y con participación de colonos alemanes, los que eran conducidos a Colonia Dignidad, donde fueron sometidos a torturas”.

Asimismo, afirmó el documento que “Entre las y los detenidos, había dos menores de edad y varios hermanos y hermanas entre sí, dirigentes sindicales, profesores. Los registros de sus detenciones quedaron en el Archivo Secreto de Colonia Dignidad, que fue descubierto y desenterrado el año 2005 y conocido públicamente el año 2014”.

Cabe señalar que el fallo del máximo tribunal condenó, en calidad de autor, al integrante de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) Fernando Gómez Segovia, y al jerarca de Colonia Dignidad, Gerhard Wolfgang Mücke, a la pena de cinco años de presidio. Asimismo, otro jerarca, Kurt Schnellekamp, tuvo que ser sobreseído a causa de su fallecimiento, “aunque igualmente se le había condenado como autor de los crímenes”, como reza la declaración.

Con lo anterior, la agrupación destacó este nuevo fallo de la justicia chilena, confirmando “una vez más que Colonia Dignidad fue un campo de concentración dirigido por Paul Schafer y un grupo de jerarcas alemanes de esa colonia, asociados con las fuerzas represivas de la dictadura y del Ejército de Chile, usándola como lugar de detención, tortura, exterminio y desaparición de opositores políticos, todo lo cual constituye delitos de lesa humanidad”.

No obstante, la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad expresó su descontento ante las sanciones aplicadas, “en consideración a los graves delitos cometidos por los inculpados, los que ya habían sido condenados anteriormente por delitos similares, calificados como de lesa humanidad, cometidos contra la profesora de francés, Adriana Bórquez Adriazola”.

Por este motivo, consideraron las penas como “una nueva agresión a las víctimas, más aún cuando la pena señalada permite a los criminales cumplirla en liberta”.

Como consecuencia de ello, manifestaron su decisión de “seguir impulsando acciones tendientes a establecer toda la verdad y toda la justicia respecto a los crímenes ejecutados en Colonia Dignidad, fruto de la política de terrorismo de Estado desarrollada por la dictadura cívico-militar”.

  


Comentarios
To Top