Denuncia

Nelly Díaz aún no aclara los $400 millones a la Asociación de Funcionarios del Registro Civil

Jocosamente ya se conoce como el caso “fotocopiadora” del Registro Civil. Se trata de las cuentas aún no rendidas por la ex presidenta de la Asociación Nacional de Funcionarios del Registro Civil (Anercich), Nelly Díaz Delgado, otrora el rostro visible de las duras movilizaciones del sector. Durante mayo, la actual administración se querelló contra ella por el delito de apropiación indebida de cerca de 400 millones de pesos, que aparecen gastados durante su gestión pero no tienen respaldo en contabilidad. De hecho, al día de hoy, aún no presenta documentación que según dicen los nuevos dirigentes “ella asegura que están en custodia”. Y eso ha dicho en Fiscalía.

La acción judicial fue presentada en el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago y, según dio a conocer el abogado Luis Acevedo, que patrocina la querella, “solicitamos al tribunal que se investiguen estos hechos y si se establece que existió un delito, queremos que el mal actuar de dirigentes no quede impune”.

Santiago González, actual tesorero nacional de ANERICH, señala como una de las situaciones irregulares no aclaradas por Nelly Díaz es el uso y ganancias generadas por una impresora instalada al interior del Registro Civil, que se suponía generaría ingresos para la Asociación de Funcionarios.

“Esto era una especie de pyme familiar, ya que el ‘negocio’ lo manejaba ella, su hermana Sonia Díaz Delgado, y su sobrina Natalia Millán, secretaria de la Asociación. Lo curioso es que ante Impuestos Internos ha declarado ingresos mensuales de 13 mil pesos, en circunstancias que el solo arriendo de la fotocopiadora era de $200.000. Nosotros averiguamos como se calculaba eso y se supone que es el 10 por ciento del ingreso de la maquinaria. Es decir, los ingresos superaban los dos millones de pesos mensuales. Incluso en las ventanillas del servicio se hacía una ‘inducción’ a las personas a sacar allí las fotocopias necesarias para sus trámites. Incluso los toner de tinta eran entregados por el Registro Civil, así que el costo era mínimo. Solo ganancias que no sabemos dónde están”.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top