Justicia

Corte Suprema anuló juicio y condena por ilegalidad de detención de Carabineros

La Corte Suprema acogió un recurso de nulidad en contra de una condena por porte de arma cortante o punzante en la ciudad de Valparaíso, en octubre de 2017, por considerar que el control de identidad que originó el procedimiento fue ilegal.

El fallo se conoce en medio de la polémica por el juez de Garantía de San Antonio, Juan Pablo Flores, quien declaró ilegal la detención de dos sujetos con antecedentes delictuales que portaban armas de fuego, municiones y dinero en un vehículo en Las Cruces, precisamente por vulneración de derechos en un control de Carabineros.

En fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal -integrada por los ministros Milton Juica, Carlos Künsemüller, Lamberto Cisternas, Manuel Antonio Valderrama y Jorge Dahm- anuló el juicio y la condena al considerar que hubo actuar arbitrario en un control de de identidad realizado por Carabineros de Chile.

La resolución menciona que “el indicio que justificó la práctica del control de identidad viene dado por el hecho de haberse recibido una llamada anónima que daba cuenta de la presencia de dos personas vestidas con ropas oscuras que merodeaban automóviles en la intersección de Avenida Almirante Latorre con calle Baquedano, elementos de hecho que son descritos por el único funcionario de carabineros que prestó declaración en el juicio”.

“En este contexto ha de precisarse que el único hecho cierto que motiva el control de identidad efectuado por la policía es que dos personas se encuentran vestidas con ropas oscuras lo hacen estando en las proximidades de vehículos, hecho que no tiene la entidad de constituirse en un indicio que faculte a la policía a proceder como lo hizo”, agrega el fallo.

Agrega que “el apreciar a un sujeto vestido de oscuro en un lugar determinado carece de toda relevancia y no permite, sin otro elemento calificante –como serían elementos precisos referidos a la comisión de algún delito- proceder a efectuar la detención y registro de aquella persona”.

“Por no haber constatado indicio de la comisión de un delito ni haberse verificado alguna otra situación que permitiera el actuar autónomo de la policía, ocurre que ésta se desempeñó fuera de su marco legal y de sus competencias, vulnerando el derecho del imputado a un procedimiento justo y racional que debía desarrollarse con apego irrestricto a todos los derechos y las garantías constitucionales que le reconoce el legislador, de modo que toda la evidencia recogida en el procedimiento incoado respecto de Alejandro Silvano Avendaño Donoso resulta ser ilícita, al haber sido obtenida en un proceder al margen de la ley”, enfatiza la resolución.

“Esta misma calidad tiene, producto de la contaminación, toda la prueba posterior que de ella deriva, esto es, la materializada en el juicio, consistente en la declaración del funcionario policial sobre el contenido de las pesquisas, objetos y fotografías acompañadas. En este sentido al emanar ella del mismo procedimiento viciado no puede ser siquiera considerada, por cuanto su origen está al margen de las prescripciones a las cuales la ley somete el actuar de los auxiliares del Ministerio Público en la faena de investigación”, expresa.

Además, se considera que “cuando el juez del fondo valoró en el juicio y en la sentencia los referidos antecedentes revestidos de ilegalidad, incurrió en la materialización de la infracción a las garantías constitucionales del imputado que aseguran su derecho a un debido proceso y a que la sentencia que se pronuncie por el tribunal sea el resultado de una investigación y un procedimiento racionales y justos, por cuanto dicha exigencia supone que cada autoridad actúe dentro de los límites de sus propias atribuciones, como lo señalan los artículos 6 y 7 de la Constitución Política de la República, lo que en este caso quedó de manifiesto que no ocurrió”.

Lo anterior, concluye el fallo de la Corte Suprema, constituye una “infracción que solo puede subsanarse con la declaración de nulidad del fallo y del juicio que le precedió, y dada la relación causal entre la diligencia censurada y la prueba de cargo obtenida, como ya se anotó, se retrotraerá la causa al estado de verificarse un nuevo juicio con exclusión de los elementos de cargo obtenidos con ocasión de ella, como se dirá en lo resolutivo”.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top