Religión

El ahora ex obispo de Valparaíso también fue denunciado por redes de sexo, drogas y poder en la Diócesis

Además del ahora ex obispo de Osorno, Juan Barros, también el renunciado obispo de Valparaíso, Gonzalo Duarte, fue denunciado como encubridor de abusos sexuales por parte de miembros de la iglesia católica chilena.

El obispo evangélico y ex seminarista Mauricio Pulgar denunció redes de sexo, drogas y poder en la Diócesis de Valparaíso, y apuntó en contra del obispo Gonzalo Duarte por no creer en sus acusaciones.

EL 8 de junio pasado, en entrevista con CNN Chile, explicó que su denuncia apunta directamente contra el presbítero Humberto Enríquez, quien –según afirma- lo drogó y lo violó cuando estaba en la Diócesis de San Felipe.

“Él me drogó y yo no pude moverme (…) no me acuerdo de nada, salvo que empecé a sentir un jadeo y era que él estaba ejecutando la violación”, contó el ex seminarista, y sostuvo que tiene un audio en el que “Humberto Enríquez confiesa la violación”.

Otra víctima, Marcelo Soto, ya había denunciado a Enríquez por abuso sexual, sin embargo, los representantes de la iglesia no le creyeron. Actualmente, Henríquez no se le permite ejercer como párroco pero no ha sido condenado por la Iglesia Católica.

“Gonzalo Duarte lo ayudó y le dio el permiso para poder trabajar en la Diócesis de San Felipe”, afirmó Mauricio Pulgar en esa entrevista. Aseguró, además, que después de la violación, “pedí hablar con Gonzalo Duarte, pero su secretario Gonzalo Bravo lo impidió y Duarte se negó permanentemente”.

“Gonzalo Duarte tiene muchas influencias y poder económico”, añadió Pulgar, y sostuvo también que “él forzó a un seminarista y le dio un tremendo beso en la boca”.

“El obispo Duarte estaba obsesionado con el tema de la masturbación y con que lo buscaran como un refugio en el caso de que te llegaran a gustar los hombres”, dijo el ex seminarista, y agregó que “tenía la obsesión de llevar seminaristas a su departamento”, dentro de los cuales no habría solo mayores de edad.

Finalmente, en esa entrevista, Pulgar dijo que ha recibido “cartas de amenazas de muerte” por correo certificado, y también sostuvo que alteraron su automóvil.

Esta mañana, la Nunciatura Apostólica en Chile informó que el papa Francisco aceptó la renuncia del polémico obispo de Osorno, Juan Barros Madrid, cuestionado por el presunto ocultamiento de su parte de los abusos sexuales de Fernando Karadima.

En un comunicado publicado en la página de la Conferencia Episcopal, también se comunicó que el pontífice aceptó las renuncias de los obispos de Puerto Montt, Cristián Caro Cordero, y de Valparaíso, Gonzalo Duarte García de Cortázar. En el caso de Caro, se trataría de una renuncia por edad.

Además, la Nunciatura Apostólica informó que el Santo Padre nombró en reemplazo de los tres a Jorge Concha Cayuqueo en Osorno, a Ricardo Morales Galindo en Puerto Montt y a Pedro Ossandón Buljevic en Valparaíso.

Ejemplo de etiqueta p

Comentarios


To Top