Regiones

Cierre Iansa Linares: Trago amargo para remolacheros. “Gobierno actuó tardíamente”, señalan.

El presidente de la Federación Nacional de Remolacheros, Jorge Guzmán, calificó como crítica la situación para dicho sector, tras el anuncio del cierre de la planta de Iansa, en Linares, lo que afectará el uso de más de 5 mil hectáreas de siembra, más de 500 agricultores de manera directa, empleados de la industria y transportistas.

“Esta es una situación que creemos que la industria ha manejado muy mal. En marzo nos plantearon por primera vez la posibilidad del cierre. Sin embargo, en abril se señaló que si se conseguían 5 mil hectáreas de siembra en la zona, la planta no sería cerrada. Nos comprometimos a trabajar para esa siembra, pero esa oferta fue retirada por parte de la industria y, en definitiva, salieron con que la planta no opera el año 2019”, señaló.

Otro factor determinante en la crisis que está viviendo el gremio, tiene relación con el precio internacional del azúcar, “una situación bastante crítica hoy en día y eso ha llevado a la industria a tomar esta determinación. Pero realmente nosotros creemos que los ejecutivos se han manejado muy mal, por cuanto han afectado las expectativas de los trabajadores, de los agricultores, de los transportistas y de toda la comunidad de Linares”, agregó Guzmán.

Al ser consultado si el llamado impuesto verde también habría influido en esta decisión, el dirigente remolachero señaló que “efectivamente es así, porque éste es un impuesto que afecta a ciertas industrias… y en el caso de Linares estaría afectando con un sobre costo de más de 1 millón de dólares por año, en circunstancias en que la industria si bien tiene esa potencia instalada, funciona sólo 4 ó 5 veces al año”.

Al referirse a la respuesta del Gobierno ante la crisis y una potencial solución a ésta, Guzmán afirmó que la reacción de las autoridades estos últimos días ha sido positiva, “pero tardía”.

El Gobierno ha reaccionado demasiado tardíamente. Nosotros pedimos una audiencia hace mucho tiempo con el ministro de Agricultura, la cual no fue concedida en su minuto para plantearle esta situación, y hoy día efectivamente vemos a diversos ministerios preocupados del tema, pero creo que tardíamente”, aseguró.

Además, enfatizó que la solución a este conflicto “pasa porque el Estado de Chile tenga políticas agrarias claras que permitan defenderse a los agricultores y a los productores nacionales, de las distorsiones que se generan en los mercados internacionales. Muchas veces estamos luchando contra subsidios de grandes países y eso es muy complicado”.

“Entonces -concluyó- una solución definitiva pasa por revisar toda esta situación de los impuestos verdes, los subsidios, de un mecanismo antidumping, de una Fiscalía Nacional Económica rápida y eficiente y parar importaciones que afecten gravemente a la industria nacional”.

  


Comentarios
To Top