Política

Diputados DC envían carta a papa Francisco pidiendo aceptar renuncia de Ezzati

El diputado DC Raúl Soto, en conjunto con diversos legisladores del partido, envió este lunes una carta al papa Francisco, solicitando que acepte la renuncia del actual arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, quien fue citado de declarar como imputado el próximo 21 de agosto ante la Fiscalía Regional de Rancagua.

En la misiva, el parlamentario plantea -además- “la preocupación que nos asiste en relación con la situación que atraviesa la Iglesia Católica en Chile. Recientemente el Ministerio Público de Chile ha dado a conocer cifras impresionantes de casos investigados en que se han visto involucrados sacerdotes o personas consagradas como autores de distintos tipos de abuso, afectando particularmente el alma de Chile los casos de abuso cometidos en contra de niños, niñas y adolescentes”.

Haciendo referencia a la visita que realizara el papa, en enero de este año, en que pudo ser testigo “de la magnitud de la herida que estos hechos han provocado en el pueblo de Chile”, Soto señaló que, en dicho marco, “creímos necesario tomar la palabra de Su Santidad, expresada en la Carta del Santo Padre al Pueblo de Dios que peregrina en Chile, de 31 de mayo pasado, en que se plantea la necesidad de generar un “tiempo de escucha” que permita a la jerarquía de la Iglesia Católica discernir para “llegar a las raíces que permitieron que estas atrocidades se produjeran y perpetuaran”.

Tras ello, y expresando su preocupación por el tiempo que ha trascurrido “en relación con las renuncias de obispos que no solo fueron formados al alero y bajo la guía de Fernando Karadima, sino que además adoptaron una posición de pública defensa del sacerdote cuando se iniciaron las investigaciones por sus múltiples abusos”, los legisladores enfatizaron su solicitud de aceptar la renuncia de Ezzati.

“Sin perjuicio de lo dicho, nos parece especialmente urgente la aceptación de la renuncia del arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati Andrello. El cargo de arzobispo de Santiago posee una especial significación simbólica en la historia de Chile. Desde dicha posición, el Cardenal Raúl Silva Henríquez y luego su sucesor Juan Francisco Fresno, lideraron la defensa de la dignidad humana y de los derechos de los perseguidos por la dictadura militar”, señaló el escrito.

Agregó que “La figura del actual arzobispo dista mucho de ser una de unidad y de encuentro, su rol pastoral se encuentra en claro entredicho y las recientes noticias que dan cuenta de sus graves omisiones frente a situaciones por él conocidas y que permitieron que abusadores continuaran impunes, perpetrando nuevos delitos, sin entregar antecedentes oportunos a la justicia penal, son razones suficientes para entender que monseñor Ezzati es parte de una estructura que normalizó la “cultura del encubrimiento” y que lejos de ejercer un rol acogedor con las víctimas, optó por la senda del encubrimiento”.

Asimismo, planteó que “para iniciar el camino hacia la reconciliación de la sociedad chilena con la Iglesia Católica se requiere de una urgente renovación de sus liderazgos, partiendo por el más simbólico de todos, el Arzobispado de Santiago, y continuando con los obispados que se mantienen bajo la conducción de pastores cuestionados, todos los cuales estuvieron en posición de hacer algo, pero que sin embargo, se omitieron o, en algunos casos, asumieron la defensa corporativa de los victimarios”.

  


Comentarios
To Top