Justicia

Dos sacerdotes indagados por fiscalía renuncian en diócesis de Rancagua. Se desgrana “La Familia”

Héctor Fuentes, sacerdote de Peumo
Los sacerdotes Héctor Fuentes, de Peumo, y Freddy Gorigoitía, de El Manzano, en la comuna de Las Cabras, presentaron su renuncia a la Iglesia en el marco de la indagatoria que la fiscalía regional de O’Higgins lleva adelante por causas de abuso sexual a menores de edad.

Ambos, quienes ya declararon el 29 de mayo ante el fiscal Sergio Pérez, dimitieron el sábado pasado ante el administrador apostólico, Fernando Ramos. Si bien ya se encontraban suspendidos de sus funciones, debido a las acusaciones que pesan sobre ellos, ahora resta que el Vaticano acepte el proceso de dispensa. Fernando Ramos expresó que  “siempre existe la posibilidad de que un sacerdote renuncie, después de un proceso de discernimiento, y en el caso de Rancagua hay dos sacerdotes que el sábado 28 de julio pidieron la renuncia al sacerdocio. Ellos son parte de los 14 sacerdotes que están con el ejercicio del ministerio restringido, porque existe una investigación previa, que sigue adelante”.

Cabe señalar que la Defensoría Penal Pública de O’Higgins está representando actualmente a 14 presbíteros denunciados en dicha indagatoria, quienes solicitaron una audiencia de cautela de Garantía que tendrá lugar esta mañana, en el Juzgado de Garantía de Pichilemu.

Esta audiencia le permitiría a la defensa de los religiosos poder acceder, finalmente, a la carpeta de la investigación.

Los clérigos que han presentado su renuncia son: Héctor Fuentes, quien fuera párroco de Peumo, y Freddy Gorigoitia, que era párroco de El Manzano (Las Cabras). Ambos están con restricción absoluta del ejercicio público del ministerio sacerdotal.
  


Comentarios
To Top