Educación

Gobierno anuncia proyecto para expulsar a estudiantes que lancen bombas molotov

La ministra de Educación, Marcela Cubillos, informó hoy que el Gobierno enviará al Congreso un proyecto de ley que permita a los directores de colegios contar con herramientas más eficaces para enfrentar hechos de violencia grave, como los ocurridos en los establecimientos de la comuna de Santiago.

El anuncio lo hizo junto a la intendenta metropolitana Karla Rubilar, el alcalde Felipe Alessandri y los rectores de los establecimientos que se han visto afectados, Fernando Soto y Humberto Garrido, del Instituto Nacional y del Liceo de Aplicación, respectivamente.

La iniciativa que ingresará la próxima semana a tramitación permitirá que, ante hechos graves de violencia descritos en el proyecto, el director del establecimiento podrá tomar la decisión de expulsión o cancelación de la matrícula.

Esta decisión deberá ser notificada por escrito al estudiante afectado y sus padres o apoderados, según corresponda. Estos podrán pedir la reconsideración de la medida dentro del plazo de cinco días contados desde la respectiva notificación, ante la misma autoridad.

Esta última resolverá previa consulta al consejo de profesores, el que deberá pronunciarse por escrito. Sin embargo, la interposición de la referida reconsideración no suspenderá los efectos de la expulsión y/o cancelación de la matrícula.

Corresponderá al Mineduc, tal como lo establece hoy la ley, velar por la reubicación del estudiante afectado.

El procedimiento de expulsión o cancelación de matrícula descrito se aplicará a los alumnos que en un establecimiento educacional hubieren incurrido en alguna de las siguientes causales:

• Uso, posesión, tenencia y almacenaje de armas u otros elementos destinados a causar daño al establecimiento o a los miembros de la comunidad educativa.

• Envío, activación, lanzamiento o detonación de bombas o artefactos explosivos.

• Agresiones físicas graves que produzcan lesiones a cualquier miembro de la comunidad educativa, especialmente aquellas realizadas a docentes, asistentes de la educación y manipuladoras de alimentos.

“Nuestra primera preocupación es la seguridad de toda la comunidad educativa. No queremos seguir viendo a profesores amenazados y agredidos, a alumnos y apoderados viviendo con temor”, dijo la ministra Marcela Cubillos.

Por su parte, el alcalde Alessandri dijo que “los manuales de convivencia están absolutamente superados, no están hechos para la violencia y para actos vandálicos que estamos viviendo hoy en día. Por eso, creemos que este proyecto de ley apunta hacia la dirección correcta, ya que protege a nuestros directores y profesores ante actos de violencia extrema”.

En tanto, la intendenta Rubilar afirmó que “es el momento de decir basta. Y queremos pedir ayuda a los parlamentarios. No estamos hablando de problemas de manuales de convivencia, donde uno puede dejar a un niño, a una niña, o a un adolescente condicional, para intentar que cambie su conducta. Estamos hablando de hechos extremadamente graves. Estamos hablando de violencia extrema. No hay justificación, no es forma válida de revindicar ninguna causa”.

Los rectores agradecieron el envío del proyecto por parte del Mineduc señalando que esto es un “fuerte apoyo a la educación pública”.

  


Comentarios
To Top