Medio Ambiente

Lo que no hizo público la ministra sobre la intoxicación. Documentación revela criterios antojadizos

Cada vez que la comunidad -en forma reiterada- o autoridades del Congreso y la prensa han pedido aclarar dudas pendientes respecto de los episodios de contaminación en la Zona de Sacrificio en Quintero, las respuestas desde el ministerio de Medio Ambiente y el Gobierno han sido de hablar de otros aspectos: que se anuncian proyectos; medidas, pero siempre se dejan temas en el aire… Y la gente quiere respuestas.

La primera gran polémica ha sido la constante acusación de manera pública a ENAP, antes y después de tener algún informe técnico. Y en cada ocasión, la empresa salió a refutar las imputaciones. Realizó auditorías ambientales independientes para respaldarse y ante la última acusación de un informe de la SMA, su vicepresidente ejecutivo, decidió renunciar porque indicó que tenía un cuestionamiento ético ya que aseguró que ENAP no es responsable.

Hoy, la Seremi de Salud de Valparaíso da cuenta que abrió seis sumarios contra cinco empresas del área de Quintero (dos a Oxiquim), por incumplimientos a diversas normas sanitarias y de resguardo del ambiente, como una forma de demostrar que están haciendo fiscaizaciones, pero se mantienen las dudas de los dos primeros episodios de contaminación y ni siquiera hay un atisbo de lo que sucedió esta semana…. Ya van 666 intoxicados.

Esta información de sumarios fue entregada a la Superintendencia de Medio Ambiente el día 24. Consignan faltas en las empresas Enap, Gasmar, GNL, Enex y dos en Oxiquim.

Una de esas actas se levantó a Oxiquim por falta en el procedimiento de trasvasije de estanques (lo mismo que se observó a ENAP). En dicho documento, se sostiene que los cambios de almacenamiento “se asocian a volatizaciones o emisiones de sustancias volátiles, sin alguna regulación por procedimiento de trabajo que considere un control de emisiones”.

Fortín Mapocho tuvo acceso a esa acta a Oxquim, con fecha 23 de agosto, y subraya las fallas, similares en su descripción a las que provocaron en la ministra de Medio Ambiente la acusación pública y de única responsable de la contaminación a ENAP.

Edmundo Puentes, gerente general de Oxiquim, descartó  que sea su empresa la causante de la contaminación. Así lo dijo a La Tercera: “Tal como lo han comprobado sucesivas y reiteradas fiscalizaciones realizadas por las autoridades de salud, medioambiental, municipales y de la Policía de Investigaciones, los compuestos recibidos en nuestro terminal no son la fuente de los episodios de contaminación del aire que han afectado a la zona de Quintero y Puchuncaví” y agregó que se “ha intentado de manera irresponsable y persistente vincular a nuestra empresa”.

Sin embargo, un segundo sumario a Oxiquim conocido del día 27, pone una nota de duda y alerta: no enviar a cuatro trabajadores intoxicados a un centro de salud. 

La misma falta se imputó ese día a Gasmar, por no derivar a cinco trabajadores intoxicados al recinto asistencial correspondiente.

El día viernes 24 que se abrió sumario a Enap, tras hallarse residuos peligrosos en lugar no habilitado, pero se señaló que “no tiene ninguna relación con la formulación de cargos realizada por la Superintendencia de Medio Ambiente” y que las medidas correctivas ya fueron implementadas.

Seis días después -y citamos aquí a La Tercera-, la fiscalización apuntó a GNL, por mal manejo de residuos peligrosos en estanques de manejos de riles. La última firma objetada fue Enex, por falta de autorización sanitaria de emulsión asfáltica. Sobre esto la empresa planteó que sí cuentan con permiso, por lo que lo presentarán a la autoridad.

El último reporte del Ministerio de Salud, señala que son 666 las personas intoxicadas sumando los tres episodios.

Sustancias detectadas en las intoxicaciones, que no están en el informe de la SMA

Apenas se produjo el primer episodio de intoxicación masiva, los informes de salud y de monitoreo indicaron con total especificidad, la presencia de 3 sustancias toxicas:  dióxido de carbono, nitrobenceno y metilcloroformo.
Cuando se cerraron las faenas de ENAP, de forma inmediata, con presunciones, la ministra Schmidt indicó que las sustancias que provocaron malestares en la gente eran esos citados. Sin embargo, Fortín Mapocho tuvo acceso al informe que levantó varios días después la SMA contra ENAP, para ratificarla como culpable, pero en ninguna de las más de 20 páginas del informe se menciona a alguno de esos elementos. ¿Qué pasó?¿Se volatilizaron?¿Estaban errados los informes de salud? Lo cierto es que quedan muchas dudas y cada vez es más fuerte la sensación que se tomaron medidas “no con la misma vara” y “no con el criterio puesto en la salud de los habitantes de la zona, como prioridad”. Les dejamos la página concreta de lo que señalamos, y también el link del informe completo de la SMA.
Hoy, el presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Trabajadores del Petróleo (Fenatrapech), Nolberto Díaz, reiteró la desconfianza de la organización laboral por el informe de la Superintendencia del Medio Ambiente que acusó ENAP.
Díaz además sostuvo que los químicos que se establecieron como los causantes de estas emergencias ambientales que provocaron masivas intoxicaciones no son utilizadas por la petrolera estatal.
  


  


Comentarios
To Top