Religión

Aumentan los “ángeles caídos” en la iglesia, ahora el Papa Francisco aceptó las renuncias de los obispos de Chillán y de San Felipe

La Nunciatura Apostólica en Chile informó hoy que el papa Francisco aceptó las renuncias de losa obispos de Chillán, Carlos Pellegrín Barrera (en la foto), y de San Felipe, Cristián Contreras Molina, ambos investigados por presuntos abusos sexuales a menores.

En su reemplazo, nombró como administradores apostólicos de Chillán al padre Sergio Pérez de Arce Arriagada, (congregación de los Sagrados Corazones), hasta ahora rector de la iglesia de los Sagrados Corazones de Valparaíso; y de San Felipe al presbítero Jaime Ortiz de Lazcano Piquer, hasta ahora vicario judicial del Tribunal Eclesiástico de Santiago.

El padre Sergio Pérez de Arce Arriagada nació en Quillota el 26 de agosto de 1963. En la congregación de los Sagrados Corazones profesó sus primeros votos el 2 de marzo de 1985 y fue ordenado sacerdote el 15 de diciembre de 1990 en Valparaíso.

Ha sido formador y asesor de diversos colegios y pastorales juveniles. En la actualidad estaba a cargo de la capellanía del Patronato SS.CC., y del templo Sagrados Corazones en Valparaíso. En 2018 fue nombrado en la provincia chilena SS.CC. como Delegado para la recepción de denuncias de abusos.

Por su parte, presbítero Jaime Ortiz de Lazcano Piquer nació en Pamplona, España, el 9 de agosto de 1969. El 25 de abril de 1999 fue ordenado sacerdote en la basílica de San Pedro, en el Vaticano, por la imposición de manos del Papa Juan Pablo II. Desde 2011 hasta la actualidad se desempeñaba como vicario judicial del Arzobispado de Santiago.

La iglesia explicó que un administrador apostólico es un obispo o un presbítero nombrado por el Papa para administrar una diócesis que se encuentra en situación de sede vacante, es decir, sin su obispo o arzobispo residencial.

En estos dos casos particulares, se trata de nombramientos para sedes vacantes “a voluntad de la Santa Sede” (ad nutum Sanctae Sedis) y hasta que el Papa provea un nuevo obispo para el gobierno pastoral de las jurisdicciones.

El administrador apostólico goza de derechos y obligaciones semejantes a las del obispo residencial, con algunas excepciones que determina el Código de Derecho Canónico, y forman parte de la Conferencia Episcopal.

Con estos dos nombramientos, de las 27 jurisdicciones eclesiásticas, ocho de ellas se encuentran en situación de sede vacante y a cargo de administradores apostólicos: San Felipe, Valparaíso, Rancagua, Talca, Chillán, Valdivia, Osorno y Puerto Montt.

  


  


Comentarios
To Top