Justicia

Sacerdote imputado por violación y abusos sexuales “sin la ayuda de Dios”, deja cárcel por arresto domiciliario…

El ex canciller del Arzobispado de Santiago, Óscar Muñoz Toledo, abandonó hoy la cárcel de Rancagua, recinto donde cumplía prisión preventiva desde el pasado 13 de julio tras ser formalizado por delitos sexuales contra varios menores, incluso familiares.

El sacerdote dejó el complejo penitenciario luego que la Corte de Apelaciones de Rancagua revocara la prisión preventiva y decretara su arresto domiciliario nocturno, junto con el pago de una fianza de $5.000.000.

De esta manera, la defensa de Muñoz Toledo logró revertir la medida del Juzgado de Garantía de Rancagua, que el 14 de septiembre pasado mantuvo la prisión preventiva del ex canciller, quien además ese mismo día fue reformalizado por el delito de violación, el que se suma a los de abusos sexuales reiterados y estupro.

Es por este caso que el Arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, está imputado como encubridor y está pidiendo sobreseimiento del caso porque no sería punible, según su defensa, aunque no se refirió a si efectivamente cometió el delito.

  


  


Comentarios
To Top