Política

Presidente Piñera nombra a su amigo del Kiotazo como embajador en Portugal

El Presidente Piñera designó al empresario y embajador Pedro Pablo Díaz para encabezar la legación chilena en Portugal.

Díaz es uno de los amigos más cercanos al Mandatario y es padre de su actual jefa de gabinete , Magdalena Díaz Vergara. Se conocen hace unos 50 años, cuando ingresaron a estudiar en la escuela de ingeniería comercial de la Universidad Católica.

Tras el retorno de Piñera a La Moneda, en marzo pasado, el nombre de Díaz fue mencionado como una de las cartas del gobierno para la embajada chilena en Italia, pero pese a no ser pariente del Mandatario, indica una nota de La Tercera, su estrecha cercanía podía abrir nuevos flancos con la oposición y por eso era vista con cierta preocupación por los partidos oficialistas luego del frustrado episodio de nominar a “Polo” Piñera en Argentina y la fuerte ofensiva contra el nepotismo al interior del gobierno llevada desde la oposición.

Con todo, Pedro Pablo Díaz tiene trayectoria diplomática. Fue cónsul honorario en Atlanta nombrado por el Presidente Patricio Aylwin en los años 90 y embajador en Australia en el primer gobierno de Piñera en 2010.

Díaz también fue vicepresidente de Coca Cola para América Latina; fue socio fundador de Komunicaciones Korporativas, presidente de la Asociación Nacional de Avisadores (ANDA) y director nacional de la Asociación de Radiodifusores de Chile (Archi).

Kiotazo

Pero para quienes tienen más en la retina las actuaciones políticas, recordarán a Pedro Pablo Díaz como uno de los involucrados del recordado “Kiotazo”, ocurrido el 23 de agosto de 1992. Ese día el dueño de Megavisión Ricardo Claro, y en pleno programa en vivo, sacó de un bolso negro una radio de la marca Kioto y dio a conocer una conversación telefónica entre Piñera (en ese entonces precandidato presidencial) y Pedro Pablo Díaz. Piñera le daba instrucciones y recomendaciones para hacerle una encerrona que dejase mal parada a la también aspirante a La Moneda de esos años, Evelyn Matthei. Sin embargo,  Matthei renunciól cuando se supo que el Ejército y ella estaban detrás de la escucha telefónica conocida como el Piñeragate.

 

  


  


Comentarios
To Top