Religión

Iglesia aclarará manual para curas que prohíbe alcohol, drogas y besos con niños

El Arzobispado de Santiago anunció que un documento con polémicas orientaciones para el comportamiento de sacerdotes con menores vulnerables, como prohibir ofrecer alcohol o drogas, no dar abrazos apretados o por detrás, como tampoco besos en la boca o masajes, será “perfeccionado” para evitar malas interpretaciones.

Se trata del documento “Orientaciones que fomentan el Buen Trato y la Sana Convivencia Pastoral”, que estuvo publicado en la página del arzobispado, pero que fue retirado para corregir “ciertos contenidos que fueron traducidos en forma literal y que no son adecuados, o que se prestan para interpretaciones incorrectas”.

El arzobispado se disculpó y anunció que “publicaremos una nueva versión en el más breve plazo” de este “instrumento de trabajo hecho según estándares internacionales”, por el Consejo para la Prevención de Abusos de la iglesia Santiago. En todo caso, aclaró que entrará en plena vigencia el 28 de abril de 2019.

En la introducción del documento, firmado por el arzobispo Ricardo Ezzati, se señala que “estamos viviendo tiempos en nuestra Iglesia que nos llenan de dolor, vergüenza y desconcierto; pero, a la vez, son tiempos de Esperanza” y que “es necesario establecer Orientaciones que proporcionen principios de conducta en determinadas situaciones pastorales, para que nunca más ocurran hechos tan dolorosos para las personas involucradas en el servicio ministerial”.

Entre estas orientaciones, se advertía -antes de retirarlo- que “no se puede jamás mostrar, proveer o facilitar a niños, niñas y adolescentes el acceso a cualquier material sexual explícito o moralmente inapropiado. Ningún miembro del personal de Iglesia puede permitirse el uso de alcohol, cigarrillo o drogas mientras ejerce su trabajo. Bajo ninguna circunstancia se deberá ofrecer alcohol, cigarrillo o drogas a niños, niñas, adolescentes y personas vulnerables”.

En cuanto a las muestras de afecto, llamaba a evitar abrazos demasiado apretados; dar palmadas en los glúteos, tocar el área de los genitales o el pecho; recostarse o dormir junto a niños, niñas o adolescentes; dar masajes; luchar o realizar juegos que implican tocarse de manera inapropiada; abrazar por detrás, y besar en la boca a los niños, niñas, adolescentes o personas vulnerables.

  


  


Comentarios
To Top