Congreso

Cámara homenajeó 20 años de ley que puso fin a los hijos ilegítimos

La Cámara de Diputados realizó un homenaje por los 20 años de la promulgación la Ley de Filiación, que terminó con la figura de los hijos ilegítimos nacidos fuera del matrimonio.

A la ceremonia, solicitada por parlamentarios del PPD, asistieron ex diputadas de la colectividad que tuvieron un rol importante en la elaboración de esta ley, como María Antonieta Saa y la actual senadora Adriana Muñoz.

La normativa abolió las categorías de hijos legítimos e ilegítimos en Chile, nombre que se daba legalmente a los niños dependiendo si sus padres estaban casados o no, y que establecía marcadas diferencias de trato para un grupo y otro, como por ejemplo, en términos sociales y de derechos hereditarios.

“Hoy podemos decir con orgullo junto a aquellos que han luchado históricamente por la igualdad, que hay ciertas conquistas que emocionan y nos calan en lo más hondo de nuestro corazón”, destacó la diputada Carolina Marzán.

“Un proyecto orgullosamente presentado por el PPD contra todo pronóstico de las fuerzas conservadoras, y nos permiten avanzar hacia un futuro sin discriminación de ningún tipo, una sociedad perfectamente integradora”, agregó la parlamentaria, quien intervino en la sala a nombre de la bancada PPD.

Marzán señaló que “el llamado es que no esperemos 20 años más, el llamado es generar los cambios sustantivos hoy, construir la buena sociedad siempre sustentada en la igualdad y los derechos de todos. Gracias a todos aquellos que lucharon por esta ley”.

Por su parte, María Antonieta Saa indicó que “nos costó mucho sacar esta ley adelante, ya que la tramitamos en medio de una oposición en donde éramos los hijos del demonio, que veníamos a perturbar la sagrada familia chilena”.

“La verdad es que fue una cosa muy linda, muy justa, que los niños fuera del matrimonio pudieran tener todos los derechos, que pudieran adquirir herencia. Todos los de esa época estamos orgullosos de haber participado en esta gesta”, agregó Saa..

Asimismo, la senadora Adriana Muñoz indicó que “luego del retorno de la Democracia, fuimos un grupo de parlamentarios, mayoritariamente mujeres que nos decidimos a cambiar en la ley una serie de injusticias y desigualdades. Este proyecto tiene 20 años desde su implementación como ley, pero su debate duró más de cinco años. Y bien se recordaba citas de parlamentarios que invocaban los siete demonios del infierno si este proyecto se transformaba en ley, ya que esta iniciativa vendría a pulverizar a la familia, además de una serie de elementos que siempre salen al debate para encubrir los verdaderos intereses que existen detrás”.

La senadora afirmó que “detrás de esto se encontraba esta maledicencia del abuso del poder, de hombres representantes de grandes poderes económicos, latifundistas, empresarios que se deban el lujo de procrear hijos, de acuerdo a como decidían, generando esta gran cantidad de niños y niñas, hombres y mujeres que al final se calificaban como hijos ilegítimos, instalándolos en una situación de injusticia y de rubor social. Esta es una de las grandes leyes que logramos en el siglo XX”.

  


  


Comentarios
To Top