Justicia

Fiscal Abbott afirmó que la iglesia señala que quiere cooperar y, por otro lado inicia acciones que paralizan las causas

A sólo horas de que la Corte Suprema rechazara, de manera unánime, la solicitud de destitución de su cargo, el fiscal nacional Jorge Abott se refirió a las indagatorias que se siguen en curso en contra de la iglesia, afirmando que la institución entrega señales preocupantes.

Es así como, al aludir al recurso de protección presentado por el obispado de Valparaíso, el cual mantiene paralizada parcialmente la investigación por encubrimientos, dijo que dicha situación “nos preocupa”.

“Nos preocupan las acciones que se están llevando adelante. La iglesia, por una parte, nos ha señalado que tiene todo el interés en cooperar en estas investigaciones y, por otra parte, inicia acciones que paralizan la tramitación de las causas”, señaló.

Junto a ello, destacó que “el hecho de que no haya sido posible trasladar la causa desde Rancagua a Santiago significa prácticamente negar una cooperación que se nos ha indicado que íbamos a tener. Nos preocupa la señal que hay detrás de estas acciones”.

  


  


Comentarios
To Top