Economía

Banco Central aumenta tasa de interés y la ubica en 2,75%

En su Reunión de Política Monetaria, el Consejo del Banco Central de Chile acordó aumentar la tasa de interés de política monetaria en 25 puntos base, ubicándola en 2,75%. La decisión fue adoptada por la unanimidad de sus miembros.

El organismo explicó que en el ámbito externo, el escenario sigue caracterizado por la volatilidad de los mercados financieros, en un contexto en que se acentúa la divergencia en la trayectoria de la economía estadounidense respecto de sus pares desarrollados. Al mismo tiempo, las tensiones comerciales han tendido a enfocarse en la relación entre EE.UU. y China.

El BC indicó que la Reserva Federal volvió a elevar su tasa rectora en septiembre, con un mercado que ajustó al alza la trayectoria prevista para el 2019 y 2020. Esto elevó las tasas de interés de largo plazo y la aversión al riesgo en la mayoría de los países, observándose una corrección relevante en los precios de los activos más riesgosos a nivel global.

En la Eurozona, las negociaciones en torno al Brexit y la definición del déficit fiscal en Italia han generado incertidumbre en los mercados. A su vez, China volvió a incrementar el impulso monetario, al tiempo que su moneda siguió depreciándose respecto del dólar. Las presiones financieras sobre el resto de las economías emergentes han tendido a moderarse. Los precios de las materias primas, aunque con vaivenes importantes, han tenido aumentos para la mayoría de los productos, entre ellos el cobre.

El BC detalló que el peso y la bolsa chilena, como en la mayoría de las economías emergentes, tuvieron fluctuaciones relevantes en las últimas semanas. En el mercado de renta fija local, destacó el avance de las tasas de corto plazo en línea con las expectativas respecto de la TPM.

Por su parte, las tasas de largo plazo han mostrado aumentos acotados, por debajo de los de sus referentes externos. Esto, en un contexto en que los indicadores de riesgo local se mantuvieron contenidos. El crédito interno sigue caracterizado por tasas de interés bajas y por el mayor crecimiento de las colocaciones comerciales.

De todos modos, la expectativa sobre la situación económica de los hogares dentro de un año sigue siendo positiva. Para el período 2018-2020, las perspectivas de crecimiento del PIB del mercado (EEE) son coherentes con el escenario base del último IPoM.

El BC precisó que la inflación de septiembre (0,3%) estuvo levemente por debajo de lo proyectado, afectada por elementos puntuales, como una menor inflación de alimentos. Con esto, la inflación anual del IPC aumentó a 3,1% y la del IPCSAE a 2,1%, con una aceleración sostenida de los precios más sensibles a la brecha de actividad, por ejemplo los servicios no regulados del IPCSAE. Las expectativas privadas para la inflación se mantienen en torno a 3% para diciembre de este año y para uno y dos años plazo.

  


  


Comentarios
To Top