Nacional

52,4% del comercio fue víctima de uno o más delitos en primer semestre de 2018

El 52,4% de los establecimientos comerciales, hoteles y restoranes del país fue víctima de uno o más delitos durante el primer semestre de 2018, según la XVIII Encuesta de Victimización del Comercio, realizada por la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile (CNC).

El resultado del sondeo, que se realizó entre el 11 de agosto y el 25 de septiembre de 2018, a 1.200 establecimientos de Iquique, Antofagasta, Viña del Mar-Valparaíso, Gran Santiago, Concepción-Talcahuano, Temuco y Puerto Montt, da cuenta de una leve alza respecto del primer semestre 2017 y una caída de 6,9 puntos porcentuales si se compara con el segundo semestre 2017 (59,3%).

Tal como ha ocurrido en sondeos anteriores, el retail (tiendas por departamentos, supermercados y farmacias) es el rubro más victimizado, con una tasa de 95,2%, incluso mayor al sondeo del primer semestre 2017 cuando reportó 87,8%.

Le siguen el sector Hoteles y Restaurantes con 50,4%; Minoristas (otros negocios por menor) con un 46,8% y Otros (Compra y venta de automóviles, empresas de logística, estaciones de servicio) con 40,9%.

El delito y/o falta con mayor ocurrencia es el hurto hormiga (23,3%); seguido del hurto (21%); delito económico (12,7%), rayados (9,3%) y robo con violencia (5,6%).

A su vez, el Retail es el sector donde se registra la mayor cantidad de estos delitos por sobre los otros rubros, existiendo una alta incidencia del hurto hormiga (84,7%) y hurto (54,8%).

Los delitos que tienen una alta tasa de re victimización durante el primer semestre de 2018, con ocurrencia de más de una vez, fueron hurto hormiga (93,5%), seguido por el rayado no autorizado (72,3%), hurto (64,3%), delito económico (58,6%) y robo con violencia (38,9%).

COMERCIO ILEGAL Y AUMENTO DE LA VICTIMIZACIÓN

La encuesta también que cuatro de cada diez comerciantes (40,8) reporta presencia de comercio ilegal en la cercanía de sus negocios. Este factor se acentúa en el retail (72,6%).

Al igual que en sondeos anteriores, esta condición tendría incidencia en los niveles de victimización: el 63,5% de los negocios que reportan presencia de comercio ilegal en las cercanías, ha sido víctima de algún delito o falta. Por lo tanto, se observa un aumento de 4,1 puntos respecto del primer semestre 2017.

Al respecto, Manuel Melero, presidente CNC, sostuvo que los números confirman la importancia de seguir combatiendo el comercio ilícito y fomentando la formalización de todas aquellas personas que necesitan trabajar.

“Nuestra federación gremial junto al Observatorio del Comercio Ilícito ha llevado adelante innumerables iniciativas público-privadas para avanzar en este tema. Y por lo mismo, nos parece muy importante seguir apoyando a aquellas municipalidades que han tomado cartas en el asunto, por lo que hacemos un llamado a que muchos más municipios a lo largo del país sigan estos buenos ejemplos”.

DENUNCIAS

Además, el estudio mostró que seis de cada 10 comerciantes (61,7%) opta por no denunciar ningún delito, condición que se acentúa en los establecimientos minoristas (73,2%).

Un 21,3% de los encuestados afirma denunciar la totalidad de los delitos, siendo los comerciantes del sector otros (compra y venta de automóviles, empresas de logística y estaciones de servicio) los que más lo hacen, con un 36,8%.

Aquellos que denuncian al menos una vez, frente a la pregunta sobre si obtuvieron o no los resultados que esperaban, un 66% aseguró que no y sólo un 20,7% respondió afirmativamente.

Para Melero, “la falta de confianza en las instituciones nos hace preguntarnos en qué estamos siendo deficientes. No podemos permitir que lo cotidiano de estos delitos nos haga bajar la guardia”.

“En la medida que confiemos en el sistema, se hagan las denuncias y cada institución asuma su rol, se generará un círculo virtuoso que nos permitirá seguir trabajando con tranquilidad y aportando al desarrollo del país”, agregó.

Las principales barreras que frenan las denuncias se relacionan con la baja cuantía de los robos (46,2%); no confía o “es perder el tiempo” (42,5%); encuentra que es un trámite engorroso y burocrático (24,6%), y no hay pruebas/testigos (15,5%).

  


  


Comentarios
To Top