Gobierno

Gobierno de Piñera siempre supo que culpar a ENAP Quintero fue un error inicial

Un error en las primeras mediciones que arrojaron la presencia de metilcloroformo en Quintero, fue admitido por la seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, María Victoria Gazmuri. Así lo informó a la Comisión Investigadora de la Cámara de Diputados, que por segunda vez sesionó en la zona para conocer los alcances de la crisis de contaminación.

Gazmuri explicó que el registro, en el contexto de la emergencia, se realizó con un equipo que estaba siendo usado en pruebas de capacitación del personal que puso a disposición el Ministerio de Medio Ambiente. “En las primeras mediciones estaban todos expectantes con el equipo, único en Chile. Por lo tanto (desde el nivel central) se estaba capacitando a funcionarios municipales. Una hora después de esta medición, salgo de una reunión y veo en una planilla que una de las personas había escrito los datos”, relató a la comisión.

La seremi agregó que “en las primeras mediciones de práctica que se hicieron, aparentemente, se detectó, o alguien así lo dijo, metilcloroformo. Analizamos la situación y la concentración era tan baja, que había menos del 20% de probabilidades de que sea un compuesto específico. Por eso hemos hablado siempre de derivados de hidrocarburos”, dijo a La Tercera.

“Estábamos frente -continuó- a un equipo que era primera vez que se usaba al aire libre para medir, había sido usado en capacitaciones y en las primeras mediciones de calibración. Tiene una librería de 120 gases diferentes y detectó varios gases, pero producto de la misma manipulación o calibración, podría haber sido o no”, señaló. Así, consultada respecto de si el hallazgo informado podría haber sido un error, Gazmuri planteó que “absolutamente”.

Recordemos que la ministra Carolina Schmidt criminalizó desde el día uno que se hizo presente en Quintero a ENAP, señalando que era la responsable de los primeros episodios de contaminación, sin contar con mayores estudios técnicos y cuando la evidencia demostraba que ni siquiera era posible desde el punto de vista de la atención de pacientes señalar a ciencia cierta qué elementos provocaban las intoxicaciones masivas.
Si bien uno podría comprender que se trató de un apresuramiento de juicio del momento (inexcusable en una autoridad ministerial), basado en un error, esas declaraciones las mantuvo la ministra en el tiempo y solo ahora con la declaración de la seremi de Medio Ambiente de Valparaíso, queda claro que hubo “ocultamiento” de la verdad de los hechos y que arrastró en ello al propio Presidente Piñera.

Tal fue el grado de irresponsabilidad de esas declaraciones y tal la seguridad de ENAP al respecto, que su vicepresidente, Gonzalo de la Carrera, renunció al directorio de la empresa después de que la Superintendencia de Medio Ambiente le formuló cargos por la supuesta emanación de hidrocarburos que afectaron a la población de Quintero y Puchuncaví.El ingeniero comercial confirmó envió un correo electrónico al Presidente Sebastián Piñera en el que le comunicó su dimisión al cargo por un “dilema ético”.

“Tendría que ver con un dilema ético si aceptara un informe que es contradictorio a los que nosotros tenemos. El daño reputacional que se le ha hecho a la empresa es enorme”, dijo en su minuto De la Carrera, quien asumió la defensa de la empresa desde que comenzaron las acusaciones en su contra,

De acuerdo con el último registro del Ministerio de Salud, la crisis medioambiental de Quintero y Puchuncaví ha generado las consultas de urgencias de 1.363 personas, por síntomas asociados a intoxicación.Sin embargo, durante la última semana y tras la puesta en marcha de la alerta sanitaria y un plan de gestión de episodios críticos, que obliga a las empresas del cordón industrial a reducir sus emisiones, se ha registrado no más de una consulta por día.

  


  


Comentarios
To Top