Nacional

Judicialización: lo más eficaz ante los 2000 despidos injustificados del gobierno de Piñera

Desde marzo de este año comenzó a vivirse un verdadero calvario para una gran cantidad de funcionarios públicos de planta, contrata y honorarios. Asumió el gobierno de Sebastián Piñera.

No se trató del paso lógico de cada gobierno nuevo de desvincular a funcionarios de confianza de la administración saliente, sino que se fue un paso más allá y se llegó a funcionarios con años de trayectoria, pero con “olor” a oposición. Es decir, hubo decisiones no laborales, sino políticas.

Y son al día de hoy unos dos mil despidos “injustificados” los que han dado paso a presentaciones ante Contraloría (con cada vez menos resultados positivos); demandas de tutela; recursos de protección y demandas por despido injustificado en el caso de los honorarios.

La vía de la judicialización ha sido quizás lo más aconsejable y con mejores resultados. Así lo señala el abogado, Luis Acevedo, Magíster en Derecho de la UC y quien fue director de la DICREP y el Registro Civil, donde promovió la modernización tecnológica de esos servicios.

Hoy se encuentra en la trinchera de asumir la defensa de los funcionarios públicos que consideran que su desvinculación del servicio ha sido injustificada. En su oficina de calle Huérfanos, muy cerca de La Moneda, y a través de la web   www.defensorfuncionario.cl trabaja junto a un equipo de abogados laboralistas en más de 120 demandas de tutela y honorarios. “Aquí estamos defendiendo a los funcionarios que a principios de marzo se quedan sin trabajo no por ser malos, autoridades de confianza o supuestos operadores políticos, sino porque las nuevas autoridades, bajo un criterio muy lejos de lo técnico, procedieron a despidos que no tienen una justificación clara”, señala Acevedo.

Al señalar el cómo se puede confrontar al aparataje gubernamental con una defensa férrea, Acevedo afirma que “lo bueno de hoy es que contamos con herramientas jurídicas. Todos los actos administrativos -como los despidos- deben ser justificados, cosa que ya hemos visto que apoya la Corte Suprema. Y hay sentencias en ese sentido”.

Recuerda que “desde 2013, hay jurisprudencia que lideró en su minuto el ministro Haroldo Brito, quien se abrió a argumentos de interpretación en el tema de los despidos del sector público, afirmando que sí había derechos tanto para trabajadores públicos como privados y logrando con los fallos que se sustentaron en ello la ‘Unificación de jurisprudencia’. A mi parecer lo que logró fue acercar el Derecho a la Justicia”, afirma Luis Acevedo.

Y aunque en la defensa de casos de despidos injustificados a través de  www.defensorfuncionario.cl les ha ido bien, Luis Acevedo pone el acento en aspectos de fondo. “El estado chileno tiene una deuda histórica con los trabajadores a honorarios, que son los que tienen una tremenda precariedad. La solución final es que se avance en un sólo Código del Trabajo; un solo mecanismo de contratación. Y a partir de allí, obviamente tener algunos acápites especiales referidos a lo que es la función pública. Mientras ello no suceda, se seguirá sucediendo la judicialización ante los despidos injustificados”, concluyó.

  


  


Comentarios
To Top