Nacional

Lonco Norín identifica al atacante de su ruca: “No lo denunciaré”, pero le pide que no dañe más

Identificado se encuentra el autor del ataque incendiario que el viernes 16 destruyó una ruca turística que el presidente del Consejo de Loncos, Aniceto Norín, iba a inaugurar en la comunidad de Didaico.

Se trata de un comunero mapuche, vecino de esos territorios. Su acción -que causó pérdidas por $50 millones y afectó a tres comunidades que aportaron al proyecto- fue presenciada por testigos, aunque Norín asegura: “No lo denunciaré, pero le pido que no haga más daño”.

A juicio del representante indígena, según publica El Mercurio, el atentado se enmarca dentro de la seguidilla de hechos de violencia realizados luego de la muerte de Camilo Catrillanca, ocurrida el 14 de noviembre en medio de un operativo policial. “Nunca pensamos que iba a ocurrirnos algo así. Nosotros no tenemos nada que ver con lo que pasó (la muerte de Catrillanca) y siempre solidarizamos con la familia. Me tocó a mí y después le puede ocurrir a otro”.

Tras la destrucción de su ruca, y otras amenazas que ha recibido tanto hacia su vida como hacia la planta secadora de leña con que cuenta su comunidad, Norín pidió a la fiscalía protección policial y hoy su comunidad cuenta con vigilancia las 24 horas. “Es primera vez que tenemos carabineros acá”, detalla, y agrega que distintos miembros de su organización también se turnan para prevenir nuevos hechos de violencia.

Norín expresa que “hay un grupo al que le impactó que me reuniera con el Presidente Piñera, pero yo no tengo problemas con él ni con ningún sector. A mí me condenaron en la época de la Concertación”, señala, en alusión a la sentencia que cumplió -entre 2003 y 2007- por el delito de “amenaza terrorista”. Luego, Norín ganó una demanda contra el Estado.

“Yo trabajo independiente, con mi propio esfuerzo, para salir adelante y sin asuntos políticos. No soy de la derecha, como algunos andan diciendo”, recalca el lonco.

Asegura que seguirá llamando a la paz en La Araucanía, como lo hizo en julio junto a Jorge Luchsinger y al machi Camilo Cayupil, para conseguir un permiso para que Celestino Córdova asistiera a una ceremonia indígena.

Su próximo objetivo es levantar otra ruca, con capacidad para 250 personas, e inaugurarla a fines de diciembre. Para el próximo año espera concretar la alianza con una viña e iniciar la producción de vino en su comunidad.

  


  


Comentarios
To Top