Política

Werner Herzog en Chile: Le gustaría que el pueblo mapuche filmara su historia

El cineasta alemán Werner Herzog dio una charla en la Facultad de Arquitectura de la Universidad Católica de Chile tras concluir un documental para la BBC en Isla Navarino, donde participa Cristina Calderón, la última mujer que habla el yagán.

Según publica La Nación on line, el autor de “Fitzcarraldo”, “Aguirre la ira de Dios”, “Nosferatu” y una sobrecogedora lista de documentales advirtió a la audiencia sobre el cuidado del patrimonio cultural que es el lenguaje.

“Cuando hablamos de la crisis ambiental nos preocupamos con justa razón de la extinción de especies y entornos, pero no de la extinción de la cultura. Cada 10 días desaparece completamente una lengua, una cultura que no deja ni libros ni diccionarios detrás de sí. Es como perder a Beethoven, a Tchaikovski o a Pasternak. Irremisiblemente, la señora Cristina morirá y con ella el idioma yagán”, señaló.

Ese afán de permanente viaje lo trajo a Chile a recorrer paisajes como la Cueva del Milodón, Valparaíso, y el Santuario de la Naturaleza siempre con un libro en la mochila. Herzog contó que en medio del caos de trabajar con Klaus Kinski, casi perder la vida en el Amazonas y bajo tormentas demenciales, siempre encuentra refugio en la lectura.

El documentalista acaba de rodar tres películas y anticipó que pondrá su voz en un próximo capítulo de Los Simpson. Ese es parte de su radio de influencia. “Seré un villano y para eso me pagaron muy bien. Créanme que también puedo ser muy aterrador”, dijo entre risas.

También se definió como etnógrafo autodidacta y realizador para plantear que sus películas siempre han tratado la condición humana como protagonista, erradicando cualquier concepto de salvaje cuando se trata de describir a los pueblos indígenas.

“Desde el ‘68 hubo una especie de creencia de que para ser cineasta se debía pertenecer al mundo político o tener una mirada política, que los documentales deben hacerse a través de argucias o escondidos para lograr mayor realidad y que la suma de hechos constituyen la realidad”, expresó.

“En el caso del pueblo mapuche, creo que yo les prestaría una cámara casera para que ellos realicen su propio registro y luego se las pediría de vuelta para que sean ellos quienes contaran su propia historia documental”, explicó.

Herzog recordó su reciente trabajo en la Patagonia, los días funestos pero fértiles en el Amazonas y sus aventuras en Perú con indígenas que hoy prefieren una vida de motocicletas, películas pornográficas y de artes marciales. “Latinoamérica es un territorio que evoluciona permanentemente. Es un continente que es parte de mi alma y por eso he regresado tantas veces”, añadió. En perfecto español lo repitió para que no queden dudas. “Es parte de mi alma. Es parte de mi alma”.

  


  


Comentarios
To Top